ERITRIL® - Farmacología

In vivo, el enalapril administrado por vía bucal e intravenosa a los animales de experimentación -ratas, conejos, perros, gatos, manos- normotensos es capaz de inhibir la acción presora de la angiotensina I, lo que no sucede con otras sustancias presoras como la noradrenalina. Además la droga administrada a animales hipertensos, ya sea en ratas que lo son espontáneamente (de origen genético) o bien en la hipertensión de origen renal -perros con pinza en la arteria renal y ratas con perifrenitis experimental- es capaz de producir un descenso significativo de la presión arterial, sistólica, diastólica y media, así como evitar el ascenso tensional en los animales operados. En todos los casos, se produce una disminución del nivel plasmático de angitensina II y de la aldosterona -la angiotensina II es un producto estimulante de la secreción de esta hormona-; estos efectos indican indirectamente la inhibición de la enzima convertidora de la angitesina I. En el hombre: efectos hemodinámicos: en individuos normales, el enalapril antagoniza la acción presora de la angiotesina I pero no la de la angiotensina II, lo que indica una inhibición de la enzima convertidora de la primera. En pacientes hipertensos, la administración bucal de enalapril provoca un descenso de la presión arterial sistólica, diastólica y media en posición supina y erecta, que comienza al cabo de 15 minutos, llega al máximo a los 60 a 90 minutos y dura 2 a 3 horas. Con administración repetida, el descenso tensional máximo se produce a la semana, que se mantiene mientras el paciente recibe el medicamento. En todos los casos, la respuesta hipotensora se produce en los diferentes tipos de hipertensión arterial, esencial, renal (parenquimatosa) y renovascular, pero dicha respuesta es mayor en los pacientes con niveles altos de renina plasmática que en los con niveles bajos de la misma. El nivel de angiotensina II desciende, mientras que aumenta el de angiotensina I, lo que indica la inhibición de la enzima convertidora; el bloqueo de la producción de la angiotensina II lleva a una disminución de los niveles plasmáticos y urinarios de aldosterona. Finalmente, la actividad de renina plasmática aumenta lo que se debe a la ausencia de la retroalimentación negativa que normalmente ejerce la angiotensina II sobre la liberación de la renina. En todos los casos, la administración de diuréticos aumenta la acción antihipertensiva de enalapril. En la administración aguda y crónica de la droga, la resistencia periférica se reduce por vasodilatación debido a la carencia de angiotensina II; no se producen en la función cardíaca, ya sea frecuencia, volumen minuto o índice cardíaco. Esta falta de respuesta cardíaca a la acción hipotensora del enalapril no ha sido bien experimentada. Modo y mecanismo de acción: no cabe duda, de acuerdo con los datos arriba señalados, de que la acción antihipertensiva del enalapril se debe esencialmente a la inhibición de la enzima convertidora de la angiotensina I en angiotensina II y que el déficit de esta última lleva a una vasodilatación arteriolar, modo de la acción hipotensora de la droga. Para aclarar este concepto, debe recordarse que en el sistema renina-angiotensina, la primera que es una enzima proteolítica actúa sobre el angiotensinógeno, alfa2-globulina del plasma sanguíneo y de origen hepático, dando lugar a la angiotensina, decapéptido casi inactivo que por acción de la enzima convertidora del pulmón origina la angiotensina II, actapéptido de potente acción vasoconstrictora arteriolar y presora. Farmacocinética: absorción y distribución: el enalapril se absorbe por todas las vías y en el tracto gastrointestinal en alrededor del 75% de la dosis administrada. Una vez absorbido pasa a la sangre con una máxima concentración a las 0,5 a 1,5 hora después de la ingestión, con un valor promedio de 800ng/ml; se encuentra combinado con las proteínas en un 30%. Se distribuye por todos los tejidos, menos en el sistema nervioso central; atraviesa la placenta pero pasa muy poco a la leche materna con una concentración apenas del 0,5% en relación con la sangre. Biotransformación y excreción: en el organismo, el enalapril es metabolizado en una biotransformación completa. La droga libre y los metabolitos se excretan en la orina y una pequeña porción en las heces; dicha excreción es rápida, un 50% en 4 horas y 66% a las 24 horas de la ingestión. La cinética de eliminación del enalapril parece corresponder a un modelo de 2 compartimientos -no está bien demostrado-, existiendo dos vías medias, no bien establecidas, pero pueden ser de 4 y 16 horas-respectivamente.