EPIDAC - Reacciones adversas

Los efectos adversos de EPIDAC vienen determinados por la acción del succinato de doxilamina, en tanto que el clorhidrato de piridoxina no presenta efectos secundarios (aunque su administración crónica en dosis masivas se ha asociado con efectos neurológicos). Los efectos adversos de doxilamina son, en general, leves y transitorios. Las reacciones adversas más características son: habituales (1-9%): efectos anticolinérgicos tales como sequedad de boca, estreñimiento, visión borrosa, retención urinaria, somnolencia residual, hipersecreción bronquial. No habituales ( < 1%): erupciones exantemáticas, hipotensión ortostática, edema periférico, astenia, confusión, diplopía, tinnitus, náuseas, vómitos, diarrea. Raras ( < < 0,01%): anemia hemolítica, temblor, convulsiones, excitación paradójica, especialmente en niños y en ancianos.