Prospecto EPAMIN®

Composición
Cada 100ml contiene: fenitoína base 2,5g. Ecx. cs.
Indicaciones
La fenitoína está indicada para el control de las convulsiones tónico-clónicas generalizadas (gran mal) y de las convulsiones parciales complejas (psicomotoras, del lóbulo temporal), y en la prevención y el tratamiento de convulsiones ocurridas durante o después de una neurocirugía.
Dosificación
Se debe individualizar para proporcionar el máximo beneficio. En algunos casos las determinaciones del nivel sérico de la droga pueden ser necesarias para ajustar la posología en forma óptima. Se debe tener precaución ante el cambio de fenitoína en forma de sal sódica a la de ácido libre y viceversa, debido a que hay aproximadamente un 8% más de fenitoína contenida como ácido libre que la contenida como sal sódica, por este motivo son necesarios ajustes en la dosificación y monitoreo de los niveles sanguíneos. El control óptimo sin signos clínicos de toxicidad ocurre más a menudo con niveles séricos de fenitoína entre 10-20mcg/ml, aunque algunos casos leves de epilepsia tónico-clónica (gran mal epiléptico) se pueden controlar con niveles séricos más bajos de fenitoína. Con la dosis recomendada se puede requerir de un período de siete a diez días para alcanzar niveles séricos de estado de equilibrio con fenitoína, y los cambios de dosis no se deben llevar a cabo a intervalos menores de siete a diez días. Al cambiar la administración oral por la intramuscular, los pacientes pueden presentar una caída de los niveles séricos causada por la absorción más lenta, en comparación con la administración oral, debida a la solubilidad en agua de la fenitoína. La administración intravenosa es la vía preferida para producir rápidos niveles séricos terapéuticos. Adultos: dosis diaria dividida: los pacientes que no han recibido tratamiento previo pueden comenzar con una cápsula de 100mg de fenitoína tres veces por día y luego ajustar la dosis a los requerimientos individuales. Para la mayoría de los adultos, la dosis de mantenimiento satisfactoria es de una cápsula tres a cuatro veces por día. En caso necesario, se puede aumentar a dos cápsulas tres veces por día como máximo. Dosis de ataque: algunas autoridades han propugnado el uso de una dosis de ataque oral de fenitoína en adultos que requieran rápidamente de niveles séricos constantes y en quienes la administración intravenosa no es recomendable. Este régimen posológico se debe reservar para pacientes atendidos en una clínica o dentro del ámbito hospitalario, donde los niveles séricos de fenitoína se puedan monitorear de cerca. Los pacientes con antecedentes de enfermedad renal o hepática no deben recibir el régimen oral de ataque. Inicialmente se recomienda un gramo de fenitoína dividido en tres tomas (400mg, 300mg) administradas a intervalos de dos horas. La dosis normal de mantenimiento se instituye 24 horas después de la dosis de ataque, con determinaciones frecuentes del nivel sérico. Niños: al comienzo, 5mg/kg/día, divididos en partes iguales, en dos o tres tomas con la dosis subsiguiente individualizada a un máximo de 300mg diarios. La dosis diaria de mantenimiento recomendada es habitualmente de 4 a 8mg/kg. Mayores de 6 años pueden requerir de la dosis mínima para adultos (300mg/día). Si la dosis diaria no se puede dividir en partes iguales, la dosis mayor se debe administrar a la hora de acostarse. Guía de administración pediátrica: niños de 10kg: 15 a 30mg; 20kg: 25 a 60mg; 30kg: 60 a 85mg; 40kg: 75 a 120mg. Advertencias: La interrupción abrupta de la fenitoína en pacientes epilépticos puede precipitar el estado epiléptico.
Presentación
Líquido: envase conteniendo 120ml.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *