ENEMOL® - Advertencias

No debe ser administrado en pacientes con náuseas, vómitos, dolor abdominal u obstrucción intestinal. Usar con precaución en pacientes ancianos, debilitados, en la insuficiencia renal leve, ascitis, enfermedad cardíaca, alteraciones de la mucosa rectal o desequilibrio hidroelectrolítico preexistente, ya que puede presentar hipocalcemia, hipopotasemia, hiperfosfatemia, hipernatremia y acidosis. No es aconsejable la aplicación diaria durante períodos prolongados. En ningún caso debe utilizarse más de seis días seguidos o si los síntomas empeoran o persisten. Si se encuentra resistencia para introducir la cánula o la solución, el procedimiento debe ser discontinuado. La introducción brusca y forzada puede lesionar el intestino. Interacciones medicamentosas: usar con precaución en pacientes en tratamiento con bloqueantes de los canales de calcio, diuréticos u otras drogas que puedan afectar los niveles de electrolitos. Embarazo. No se aconseja su administración. Está contraindicado en las embarazadas primerizas, en amenaza de aborto y de parto prematuro. Lactancia. Puede ser utilizado sin riesgo en el período de lactancia. Empleo en pediatría: su administración puede ocasionar debilidad, transpiración, shock, crisis convulsivas y/o coma debido a intoxicación acuosa o a una hiponatremia dilucional. Las crisis convulsivas asociadas a hipocalcemia ocurren como resultado de una absorción excesiva de fosfatos. Empleo en Geriatría: debe contemplarse la labilidad del balance hidroelectrolítico.