DROPSTAR® - Precauciones

Los pacientes deben ser instruidos para evitar que el pico del envase entre en contacto con el ojo, las estructuras circundantes, los dedos de las manos o cualquier otra superficie, pues ello puede causar la contaminación del pico por bacterias que comúnmente provocan infecciones oculares. El uso de soluciones contaminadas puede resultar en daño serio del ojo y la subsecuente pérdida de visión. Embarazo: No existen estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, ya que los estudios efectuados en reproducción animal, no siempre predicen la respuesta en los seres humanos. DROPSTAR® solo debe usarse en el embarazo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto. Lactancia: No se ha establecido si el hialuronato de sodio es excretado en la leche humana, se debe actuar con precaución cuando DROPSTAR® es administrado a una mujer que amamanta. Uso pediátrico: La seguridad y efectividad en pacientes pediátricos no han sido establecidas. Uso geriátrico: No se han observado diferencias clínicas en la seguridad y efectividad entre la población de edad avanzada y otros pacientes adultos.