DOXOPEG® - Advertencias

Es posible asumir que Doxorubicina liposomada pueda producir toxicidad cardíaca similar a la Doxorubicina. Esta toxicidad puede conducir a insuficiencia cardíaca congestiva grave que no responde a las medidas terapéuticas habituales. Esta puede presentarse cuando la dosis total de Doxorubicina se acerca a 550mg/m2. Doxorubicina liposomada puede ser administrada a pacientes con una historia de enfermedad cardiovascular, pero solamente si el beneficio sobrepasa el riesgo para el paciente. Con la administración de Doxorubicina liposomada puede producirse (rubor, disnea, tumefacción facial, cefalea, escalofríos y/o hipotensión), estos síntomas se han presentado en alrededor del 5% al 10% de los pacientes tratados. En la mayoría de los pacientes estas reacciones se resuelven en el transcurso de varias horas hasta un día, una vez que la perfusión se haya acabado. Puede ocurrir severa mielosupresión. La sustitución accidental de Doxorubicina liposomada por Doxorubicina ha producido severos efectos colaterales. Doxorubicina liposomada no debe ser sustituida por Doxorubicina en una base mg por mg. Hechos adversos adicionales observados en pacientes con cáncer ovárico con dosis administradas cada 4 semanas: Incidencia 1% al 5%. Organismo en su totalidad: reacción alérgica, escalofríos, infecciones, dolor de tórax, dolor de espalda, distensión abdominal, malestar. Sistema digestivo: dispepsia, moniliasis oral, ulceración en boca, esofagitis, disfagia. Sistema metabólico y nutricional: edema periférico, deshidratación. Sistema músculo esquelético: mialgia. Sistema nervioso: somnolencia, vértigo, depresión, insomnio, ansiedad. Sistema respiratorio: disnea, aumento de tos, rinitis. Cutáneo: prurito, decoloración de la piel, trastorno cutáneo, rash vesículo-bulloso, rush máculo-papular, dermatitis exfoliativa, herpes zóster, sudoración. Sentidos especiales: conjuntivitis, perversión del gusto.