DORMILAN - Dosificación

La dosis debe adecuarse a cada paciente. Debido al rápido comienzo de acción, zolpidem debe ingerirse inmediatamente antes de acostarse. Posología orientativa: la dosis recomendada en adultos es 1 comprimido (10mg) una vez al día, inmediatamente antes de acostarse. La dosis total no debe exceder los 10mg diarios. Una reducción de la dosis puede ser necesaria cuando zolpidem es administrado con agentes depresores del SNC, debido a potenciales efectos aditivos. Poblaciones especiales: pacientes ancianos, debilitados o con insuficiencia hepática: los ancianos o pacientes debilitados pueden ser especialmente sensibles a los efectos de zolpidem. Los pacientes con insuficiencia hepática no depuran la droga tan rápidamente como los individuos normales. Dosis recomendada: ½ comprimido (5mg) inmediatamente antes de acostarse. Dosis máxima: 1 comprimido (10mg) inmediatamente antes de acostarse (véase Precauciones). Pacientes con insuficiencia renal: en pacientes con trastornos de la función renal no se requiere una reducción de la dosis. Administración con depresores del SNC: cuando zolpidem se administra con agentes que tienen conocidos efectos depresores del SNC, puede ser necesario el ajuste descendente de la dosis del mismo. Duración del tratamiento: el tratamiento debe ser tan breve como sea posible. La duración habitual oscila entre 7 y 10 días, pudiendo prolongarse hasta un máximo de 2 o 3 semanas previa reevaluación del estado del paciente. Zolpidem no debe prescribirse por períodos mayores a 1 mes. Interrupción del tratamiento: los tratamientos muy breves no requieren reducción de la dosis. En caso de tratamiento prolongado o con dosis superiores a las recomendadas, se recomienda una suspensión gradual, a fin de minimizar el riesgo de insomnio rebote (véase Precauciones). Forma de administración: se recomienda no administrar zolpidem con o inmediatamente después de las comidas.