Prospecto DORIXINA RELAX

Composición
Cada comprimido recubierto contiene: clonixinato de lisina 125mg, clorhidrato de ciclobenzaprina 5mg, excipientes cs.
Farmacología
DORIXINA RELAX por el clonixinato de lisina que contiene, es un analgésico antiinflamatorio no esteroide, con acción analgésica predominante. Su acción se desarrolla por inhibición de la síntesis de prostaglandinas, habiéndose demostrado recientemente que dicha acción es predominante sobre la enzima catalizadora de la síntesis de prostaglandinas mediadoras de la inflamación (ciclooxigenasa 2 o COX-2) con menor actividad sobre la enzima catalizadora de la síntesis de prostaglandinas de la mucosa gastrointestinal y de los riñones (ciclooxigenasa 1 o COX-1), donde dichas sustancias ejercen una función protectora. La presencia de ciclobenzaprina le confiere acción relajante del músculo estriado esquelético sin interferir con la función muscular. La ciclobenzaprina relaja la contractura y disminuye el tono del músculo esquelético por acción sobre los sistemas motores c y a a nivel del sistema nervioso central.
Farmacocinética
La absorción del clonixinato de lisina es rápida, obteniéndose la concentración plasmática máxima entre 40 y 60 minutos después de la administración. La biodisponibilidad es en promedio de 56%, con alguna variación individual. La vida media plasmática del clonixinato de lisina en seres humanos es de 1,75 ± 0,10 horas (media ± E.S.). La eliminación es bajo la forma de metabolitos, principalmente en la orina (60%). La concentración en la leche es 7 a 10% de la concentración plasmática. La ciclobenzaprina es bien absorbida, circula estrechamente unida a las proteínas plasmáticas, se metaboliza primariamente en hígado y su excreción tiene predominio renal. La eliminación es lenta y variable; su vida media oscila entre 1 y 3 días.
Indicaciones
Está destinado para el tratamiento del dolor de origen musculoesquelético, en especial cuando se acompaña de contractura muscular.
Dosificación
Salvo indicación médica precisa, 1 comprimido 3 veces por día a intervalos regulares, según la intensidad del dolor. Ingerir los comprimidos enteros, sin masticar y con abundante líquido. Dosis máxima diaria: 6 comprimidos. No es conveniente la administración continuada durante más de dos o tres semanas.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad conocida al clonixinato de lisina o a la ciclobenzaprina. Ulcera péptica activa o hemorragia gastroduodenal. Embarazo. Niños y adolescentes menores de 15 años. Antecedentes de broncospasmo, pólipos nasales, angioedema o urticaria ocasionados por la administración de ácido acetilsalicílico (aspirina) u otros antiinflamatorios no esteroides. Por la presencia de ciclobenzaprina, se contraindica durante el tratamiento con IMAO hasta 2 semanas después de su suspensión. Infarto agudo de miocardio reciente, insuficiencia cardíaca, arritmias, bloqueo de rama o trastornos de la conducción. Hipertiroidismo.
Reacciones adversas
En dosis terapéuticas es un medicamento bien tolerado. Excepcionalmente, en especial cuando se lo administra a individuos predispuestos, pueden presentarse náuseas, vómitos, gastritis y somnolencia. Por la asociación con ciclobenzaprina se puede presentar somnolencia, sequedad de boca y mareos. Menos frecuentemente (1 al 3%): astenia, náuseas, constipación, dispepsia, disgeusia, visión borrosa, cefaleas, nerviosismo. Con incidencia inferior al 1% se han descripto: decaimiento; taquicardia, arritmia, hipotensión, palpitaciones; anorexia, vómitos, diarrea, dolor abdominal, gastritis, sed, meteorismo, disfunción hepática. Muy raras: hepatitis y colestasis. Anafilaxia, angioedema, prurito, edema facial o lingual, urticaria, rash; ataxia, vértigo, disartria, temblor, hipertonía, espasmos musculares, convulsiones, desorientación, insomnio, depresión, ansiedad, agitación, ideación anormal, alucinaciones, excitación, parestesias, diplopía; sudoración; ageusia, acufenos y polaquiuria o retención urinaria.
Precauciones
Administrarlo con precaución en pacientes con antecedentes digestivos, de úlcera péptica gastroduodenal o gastritis y en aquellos en tratamiento con anticoagulantes. Aunque no se ha descripto caso alguno durante la administración de clonixinato de lisina, es sabido que los antiinflamatorios no esteroides en general, inhiben la síntesis de prostaglandinas que promueven la irrigación renal. En enfermos cuya perfusión renal se encuentra disminuida la administración de estos fármacos puede precipitar una descompensación de la función renal, generalmente reversible al interrumpir el tratamiento con el fármaco en cuestión. Particularmente susceptibles a esta complicación, son los pacientes deshidratados, con insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis hepática, síndrome nefrótico u otras enfermedades renales evidentes, aquellos que reciben diuréticos, o bien los que han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas mayores con hipovolemia subsiguiente. En estos enfermos se controlará el volumen de la diuresis y la función renal al iniciar el tratamiento. Un efecto que puede observarse ocasionalmente durante la terapéutica con los antiinflamatorios no esteroides, tampoco referido durante la terapéutica con clonixinato de lisina, es la elevación de los niveles plasmáticos de las transaminasas o de otros parámetros de la función hepática. En la mayoría de los casos el aumento sobre los niveles normales es pequeño y transitorio. Por la presencia de ciclobenzaprina, químicamente relacionada con los antidepresivos tricíclicos y los parasimpaticolíticos, debe ser utilizado con cuidado en pacientes con antecedentes de retención urinaria, glaucoma de ángulo estrecho, aumento de la presión intraocular o en tratamiento con medicación anticolinérgica. La ciclobenzaprina puede disminuir la capacidad mental o física requerida para realizar tareas riesgosas (operar maquinarias, conducir vehículos, etc.). Embarazo: si bien los estudios toxicológicos preclínicos no han evidenciado efectos teratogénicos con el clonixinato de lisina y la ciclobenzaprina, no existe experiencia suficiente con la administración de estas drogas a mujeres embarazadas. Por lo tanto DORIXINA RELAX no debe ser administrado durante el embarazo. Lactancia: los estudios realizados en seres humanos demostraron que la excreción de clonixinato de lisina en la leche es pequeña. No se conoce la excreción de la ciclobenzaprina en la leche; no obstante, es sabido que algunos antidepresivos tricíclicos se excretan por esta vía. Se evaluará la relación riesgo/beneficio cuando se deba administrar a mujeres en período de lactancia. Uso pediátrico: no se dispone de estudios clínicos con ciclobenzaprina en niños y adolescentes menores de 15 años, por lo tanto su uso está contraindicado en ellos. Uso geriátrico: como sucede con todos los antiinflamatorios, administrar con precaución a los pacientes ancianos, ya que en los mismos puede existir alteración de la función renal, hepática o cardiovascular.
Advertencias
Se suspenderá el tratamiento con DORIXINA RELAX consultando al médico, si se presentaran reacciones alérgicas en la piel o mucosas o síntomas de úlcera péptica o de hemorragia gastrointestinal. Por la presencia de ciclobenzaprina, se pueden potenciar los efectos depresores del alcohol, barbitúricos u otros depresores del SNC.
Interacciones
Otros antiinflamatorios no esteroides (incluyendo ácido acetilsalicílico en altas dosis): aumento de riesgo de úlcera gastroduodenal y hemorragias por acción sinérgica. Anticoagulantes orales, ticlopidina, heparina (administración sistémica), trombolíticos: mayor riesgo de hemorragia. Si la administración concomitante es inevitable, se efectuarán controles estrictos de la coagulación sanguínea, ajustando las dosis de los medicamentos que la modifican de acuerdo con los resustados. Litio: los antiinflamatorios no esteroides en general aumentan los niveles plasmáticos de litio. Se controlará la concentración plasmática de litio al comenzar, modificar o suspender la administración de DORIXINA RELAX. Metotrexato: el tratamiento simultáneo con metotrexato y antiinflamatorios no esteroides, puede aumentar la toxicidad hematológica del metotrexato. En estos casos deben efectuarse controles hematológicos estrictos. Diuréticos: en los pacientes deshidratados, el tratamiento con antiinflamatorios no esteroides aumenta el riesgo potencial de insuficiencia renal aguda. En caso de tratamiento concomitante con clonixinato de lisina y diuréticos, se deberá hidratar adecuadamente a los pacientes y controlar la función renal antes de comenzar el mismo. Antihipertensivos (por ej. betabloqueantes, inhibidores de la ECA, vasodilatadores, diuréticos): se ha comunicado una disminución de la eficacia antihipertensiva por inhibición de las prostaglandinas vasodilatadoras durante el tratamiento simultáneo con antiinflamatorios no esteroides. Por la presencia de ciclobenzaprina, la interacción con IMAO puede ocasionar crisis de hipertermia, convulsiones y presentar evolución fatal. Es teóricamente posible el bloqueo del efecto antihipertensivo de la guanetidina y los congéneres, cuando se administran concomitantemente.
Sobredosificación
No se han informado casos de sobredosis con DORIXINA RELAX. Por la presencia de ciclobenzaprina se pueden presentar confusión temporaria, alucinaciones visuales transitorias, agitación, hiperreflexia, rigidez muscular, vómitos, hiperpirexia, hipotermia, taquicardia, bloqueo de rama o insuficiciencia cardíaca congestiva. Se puede asimismo manifestar midriasis, convulsiones, hipotensión severa, estupor y coma en adición a los efectos adversos ya descriptos. Luego de una cuidadosa evaluación clínica del paciente, de la valoración del tiempo transcurrido desde la administración, de la cantidad de drogas administradas y descartando la contraindicación de ciertos procedimientos, el profesional decidirá la realización o no del tratamiento de rescate: evacuación gástrica (emesis o lavado gástrico), administración de carbón activado, control clínico estricto (especialmente gastroduodenal, de la función renal y cardiovascular) y tratamiento sintomático de soporte. El salicilato de fisostigmina endovenoso en dosis de 1 a 3mg puede revertir los síntomas de la intoxicación con atropina u otras drogas anticolinérgicas; en consecuencia, podría ser teóricamente de utilidad en la sobredosis de ciclobenzaprina. Debido a su rápido metabolismo se sugiere evaluar en cada caso la necesidad de repetir la dosis. No se recomienda el uso rutinario de fisostigmina por ser una droga potencialmente tóxica. Las arritmias cardíacas pueden tratarse con neostigmina, piridostigmina o propanolol, pudiendo ser necesario el uso de digitálicos de acción corta. El monitoreo cardíaco estrecho no debería ser inferior a cinco días. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano.
Presentación
Env. con 20 comp. rec.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *