DIPROGENTA - Precauciones

Si con el uso de DIPROGENTA* Crema se desarrolla irritación o hipersensibilidad a alguno de sus componentes, debe discontinuarse de inmediato el tratamiento e instaurarse la terapia adecuada. Cualquiera de las reacciones adversas comunicadas con posterioridad al uso sistémico de corticosteroides, incluyendo la supresión adrenal, también pueden ocurrir con el uso tópico de los mismos. La absorción sistémica de los corticosteroides tópicos aumentará si se tratan superficies corporales extensas o si se utiliza la técnica oclusiva. En estas circunstancias o cuando se anticipa un tratamiento prolongado, deberán adoptarse precauciones adecuadas. La absorción sistémica de la gentamicina aplicada en forma tópica puede aumentar si se tratan superficies corporales extensas, especialmente durante períodos prolongados, o en presencia de lesión dérmica. Debe evitarse la aplicación de gentamicina en las heridas abiertas o en la piel dañada. En estos casos, potencialmente pueden presentarse los efectos indeseables que se observan con posterioridad a la administración sistémica de gentamicina, por lo que se recomienda un empleo cuidadoso de la droga y una estrecha observación clínica del paciente. El uso tópico prolongado de antibióticos ocasionalmente puede causar proliferación de microorganismos no susceptibles, incluyendo hongos, o el desarrollo de resistencia bacteriana. Si esto ocurre, y se produce un aumento del dolor, la inflamación o la infección, o el desarrollo de una superinfección, se debe discontinuar el tratamiento con gentamicina y consultar de inmediato al médico. Se ha demostrado alergenicidad cruzada entre los aminoglucósidos. No se recomienda el uso prolongado de gentamicina. DIPROGENTA* Crema no es para uso olfálmico. Evitar el contacto con los ojos. No utilizar ningún tipo de vendaje en la zona tratada, a menos que sea indicado por un médico. Para evitar la contaminación, el extremo del pomo no debe tocar la superficie cutánea durante la aplicación. Uso durante el embarazo: los corticosteroides han demostrado ser teratogénicos en animales de laboratorio cuando se los administra por vía sistémica en dosis relativamente bajas. Algunos corticosteroides han demostrado ser teratogénicos después de la aplicación dérmica a animales de laboratorio. No existen estudios adecuados y bien controlados sobre el potencial teratogénico del dipropionato de betametasona durante la gestación. Por lo tanto, dado que se trata de un corticosteroide potente, el mismo solamente deberá utilizarse en pacientes embarazadas si el beneficio potencial para la madre justifica el riesgo potencial para el feto. Las drogas de esta clase no deben utilizarse extensamente en grandes cantidades o por períodos prolongados durante el embarazo. Dado que la seguridad del uso de la gentamicina tópica en mujeres embarazadas no ha sido totalmente establecida, la misma no debería utilizarse en estas pacientes en grandes cantidades o durante períodos prolongados. Uso durante la lactancia: como no se sabe si la administración tópica de corticosteroides puede dar lugar a una absorción sistémica suficiente para producir cantidades detectables en la leche materna, deberá tomarse la decisión de suspender la lactancia o el uso del fármaco, teniendo en cuenta la importancia del medicamento para la madre. Uso en pediatría: los pacientes pediátricos pueden demostrar mayor susceptibilidad que los adultos a la supresión del eje HPA y al síndrome de Cushing inducido por los corticosteroides tópicos, y a los efectos de los corticosteroides exógenos, debido a que en los niños la proporción entre la superficie cutánea y el peso corporal es más elevada y, en consecuencia, la absorción es mayor. En los niños tratados con corticosteroides tópicos se han informado supresión del eje HPA, síndrome de Cushing e hipertensión endocraneana. Las manifestaciones de supresión adrenal en niños incluyen retardo en la curva de crecimiento, retraso en el aumento de peso, disminución de las concentraciones de cortisol plasmático y falta de respuesta a la estimulación con ACTH. Las manifestaciones de hipertensión endocraneana incluyen abombamiento de la fontanela, cefaleas y papiledema bilateral. Por lo tanto, se desaconseja el empleo de corticosteroides potentes en los niños. No existen estudios adecuados sobre el empleo de gentamicina en pacientes pediátricos. Información para el paciente: esta medicación debe ser usada bajo vigilancia médica. Es para uso externo exclusivo. Evitar el contacto con los ojos. Esta medicación no debe ser utilizada para ninguna otra afección diferente a la que motivó su prescripción. El área tratada no debe ocluirse salvo indicación médica. El paciente debe comunicar al médico cualquier signo de reacción adversa a la medicación.