DICARPEN® - Dosificación

Hipertensión arterial esencial: Adultos: La dosis recomendada para el inicio del tratamiento es de 12,5 mg/día durante los primeros dos días, aumentando luego a 25 mg/día en una única toma diaria. Esta dosis es la adecuada en la mayoría de los pacientes. No obstante, de ser necesario, las dosis pueden incrementarse posteriormente, a intervalos no menores de dos semanas, hasta un máximo de 50 mg/día administrados en una o dos tomas diarias. Insuficiencia cardíaca congestiva: La dosificación debe ser individualizada y estrictamente monitoreada por el médico durante la fase de ajuste. En aquellos pacientes que reciben digitálicos, diuréticos e inhibidores de la ECA, las dosis de éstos deben ser estabilizadas antes del inicio del tratamiento con carvedilol. La dosis recomendada para el inicio del tratamiento es de 3,125 mg dos veces al día durante dos semanas. Si esta dosis es bien tolerada (frecuencia cardíaca > 50 lat/min, presión arterial sistólica > 85 mmHg, ausencia de efectos adversos) la misma puede aumentarse, a intervalos no menores de dos semanas, a 6,25 mg dos veces por día, seguidos por 12,5 mg dos veces por día y posteriormente 25 mg dos veces por día. La dosis debe ser aumentada hasta el máximo nivel tolerado por el paciente. Se recomienda una dosis máxima de 25 mg dos veces por día en los pacientes con peso corporal menor de 85 kg y de 50 mg dos veces por día en aquellos que pesan más de 85 kg. Antes de cada aumento de dosis, el paciente debe ser examinado por el médico para verificar la ausencia de signos de descompensación. El agravamiento de la insuficiencia cardíaca o la retención hídrica deben ser tratados con un aumento de la dosis del diurético, pudiendo ocasionalmente ser necesario disminuir la dosis de carvedilol o interrumpir transitoriamente el tratamiento. En caso de discontinuarse el tratamiento durante más de dos semanas, se reiniciará la terapia nuevamente con 3,125 mg dos veces al día y se ajustará la dosis según posológicas indicadas precedentemente. Los síntomas de vasodilatación pueden ser corregidos inicialmente mediante la reducción de la dosis del diurético. Si los síntomas persisten puede recurrirse a la reducción de la dosis de inhibidor de la ECA, seguida de la disminución de la dosis de carvedilol o su discontinuación transitoria. En ese caso, la dosis de carvedilol no debe ser incrementada hasta tanto los síntomas de empeoramiento de la insuficiencia cardíaca o la vasodilatación no se hayan corregido. Tratamiento prolongado de la cardiopatía isquémica: La dosis inicial recomendada es de 12,5 mg dos veces al día durante los primeros días; aumentando luego a 25 mg dos veces al día. Si fuera necesario la dosis puede incrementarse posteriormente a intervalos no menores de dos semanas hasta alcanzar la dosis diaria máxima recomendada de 100 mg administrados en dos tomas diarias. En pacientes ancianos la dosis máxima recomendada es de 50 mg en dos tomas diarias.