DEPOCORT CRONO - Dosificación

DEPOCORT CRONO puede ser administrado por vía intramuscular y en inyección local (intraarticular, intralesional). DEPOCORT CRONO no debe ser administrado por vía intravenosa ni por vía subcutánea. La administración local requiere una técnica y asepsia rigurosas. Administración intramuscular: la dosis recomendada es 1ml por semana, pudiendo repetirse si fuera necesario cada 3 a 4 semanas. En casos particulares (estado de mal asmático, reacciones alérgicas severas, lupus eritematoso, etc) puede ser necesaria una dosis inicial más alta (2ml). La posología varía en forma individual de acuerdo al cuadro clínico y su gravedad y a la respuesta del paciente, cualquiera sea la edad del mismo. En los niños se debe tener en cuenta que la administración por períodos prolongados puede alterar el crecimiento y el desarrollo. El tratamiento debe mantenerse o ajustarse hasta lograr una respuesta satisfactoria y no debe prolongarse más tiempo que el necesario para la estabilización del paciente. En la mayoría de los casos leves con una inyección se logra el efecto terapéutico deseado. El tratamiento a largo plazo, con inyecciones con intervalos de 3 a 4 semanas entre una y otra, sólo debe efectuarse luego de una rigurosa evaluación del riesgo/beneficio y con un seguimiento adecuado que permita detectar los signos que recomienden una disminución de la dosis o la interrupción del tratamiento. Si después de un período razonable no se produjese una respuesta clínica satisfactoria, el tratamiento con DEPOCORT CRONO debe suspenderse, instaurándose a continuación otro tratamiento apropiado. Administración local: si resulta necesaria la administración simultánea de un anestésico local, éste se puede mezclar con DEPOCORT CRONO en la jeringa. No mezclarlo en el frasco ampolla. Se puede emplear lidocaína al 1 o al 2%, procaína u otros anestésicos libres de fenoles y parabenos. Intra-articular: la dosis a administrar varía según los individuos, el cuadro clínico y el tamaño de la articulación. Las dosis siguientes pueden servir de referencia: articulaciones muy grandes (por ej. cadera): 1 a 2ml; articulaciones grandes (por ej. rodilla) 1ml; articulaciones medianas (por ej. codo) 0,5 a 1ml; articulaciones pequeñas (por ej. interfalángicas) 0,25 a 0,5ml. En los cuadros crónicos, las inyecciones deben repetirse en intervalos de 4 a 6 semanas o más, según la mejoría observada con la primera inyección. Intra-focal: la dosis recomendada en las bursitis y tendinitis es de 1ml. En los casos crónicos o recidivantes, puede ser necesario repetir la dosis cada 3 a 4 semanas. Inyectar en las vainas tendinosas y no en el tendón mismo. En las epicondilitis infiltrar la suspensión en la zona más sensible. En los quistes sinoviales inyectar 0,5ml directamente dentro del quiste. En las afecciones de los pies se recomiendan dosis de 0,25 o 0,5ml. En la artritis gotosa aguda pueden ser necesarias dosis de 1ml o más. Intralesional: para la inyección sublesional en las alteraciones de la piel, la dosis es de 0,2ml/cm2 de superficie cutánea, a inyectar por vía intradérmica (no subcutánea). Se recomienda no administrar más de 1ml por semana en total. DEPOCORT CRONO Inyectable debe ser administrado bajo condiciones de asepsia rigurosa y debe evitarse toda inyección en una articulación o tejido infectado. Una técnica de inyección intraarticular incorrecta resulta frecuentemente en un fracaso terapéutico porque la inyección en los tejidos circundantes produce alivio mínimo o nulo. En las tendinitis y las tenosinovitis, la inyección debe ir dirigida a la vaina sinovial y nunca al tendón mismo. Se debe evitar la inyección o la difusión de la suspensión a la dermis porque el depósito de cristales puede dar lugar a modificaciones del tejido conjuntivo y a la aparición de anfractuosidades en el sitio de la inyección. Deben evitarse las inyecciones en el deltoides en razón de la fuerte incidencia de atrofia subcutánea.