DANTROLEN - Advertencias

En algunos sujetos ha sido necesario tanto como 10 mg/kg de DANTROLEN intravenoso para revertir la crisis. En un hombre de 70 kg esta dosis requiere aproximadamente 36 viales. Tal volumen se ha administrado en aproximadamente una hora y media. Cuando se utiliza manitol para la prevención o el tratamiento de complicaciones renales de la hipertermia maligna, los 3000 mg de manitol presente como excipiente en cada vial de dantrolene sódico intravenoso (20 mg) debe ser tenido en cuenta cuando se calcula la dosis de manitol total a administrar. Debido al alto pH de la formulación de DANTROLEN intravenoso y la posibilidad de necrosis de los tejidos, se debe tener cuidado para evitar la extravasación de la solución por vía intravenosa a los tejidos circundantes. El uso de DANTROLEN intravenoso en el tratamiento de la hipertermia maligna no es un sustituto de las medidas de apoyo conocidas anteriormente. Será necesario suspender los agentes desencadenantes sospechosos, atender a las necesidades aumentadas de oxígeno y manejar la acidosis metabólica. Cuando sea necesario instaurar enfriamiento, prestar atención a la producción de orina y controlar para detectar un desequilibrio electrolítico. Se ha reportado disfunción hepática, incluyendo hepatitis e insuficiencia hepática mortal, con el tratamiento con dantrolene sódico. Mientras que las indicaciones autorizadas de dantrolene sódico intravenoso por lo general no requieren tratamiento prolongado, el riesgo de disfunción hepática puede aumentar con la dosis y duración del tratamiento, basado en la experiencia con la terapia oral. Sin embargo, en algunos pacientes es de tipo idiosincrásica o por hipersensibilidad, y podría ocurrir después de una dosis única.