CRONODICASONE DEPOT - Indicaciones

Tratamiento sistémico y local de afecciones agudas y crónicas que justifican el tratamiento con un glucocorticoide, siendo de especial utilidad cuando la administración oral es impracticable y en particular en las siguientes afecciones: Afecciones reumáticas: como tratamiento coadyuvante a corto plazo durante procesos agudos o exacerbaciones de las siguientes enfermedades: osteoartritis, artritis reumatóidea (casos particulares pueden requerir una dosis menor), bursitis, espondiloartritis anquilosante, epicondilitis, radiculitis, ciática, lumbago, tortícolis, quiste sinovial, exostosis, fascitis. Colagenosis: durante la exacerbación o como tratamiento de mantenimiento de ciertos casos de lupus eritematoso sistémico, esclerodermia, dermatomiositis, periarteritis nudosa. Afecciones alérgicas: como tratamiento adyuvante en los estados de mal asmático y reacciones de hipersensibilidad medicamentosa o a picaduras de insectos. En estados alérgicos severos e incapacitantes refractarios al tratamiento convencional, en particular procesos alérgicos o exacerbaciones de las siguientes enfermedades: rinitis alérgica estacional o perenne, asma bronquial crónica, bronquitis alérgica severa, edema de Quincke, enfermedad del suero, dermatitis atópica, neurodermatitis, dermatitis de contacto, urticaria, exantema solar severo. Afecciones dermatológicas: liquen plano hipertrófico, necrobiosis lipoidea de los diabéticos, alopecia areata, lupus eritematoso discoide, psoriasis, queloides, pénfigo, dermatitis herpetiforme, acné quístico. Afecciones neoplásicas: tratamiento paliativo de leucemias y linfomas en el adulto y leucemia aguda en el niño. Afecciones del pie: bursitis, espolón calcáneo. Otras afecciones: síndrome adrenogenital; colitis ulcerosa; ileítis regional; esprue tropical; afecciones que requieren inyección subconjuntival; discrasias sanguíneas que justifiquen la corticoterapia; nefritis y síndrome nefrótico.