COMIL 50 / 100 / 150 / 200 - Dosificación

La dosis inicial recomendada es de 100 mg/día administrada en 2 tomas diarias de 50 mg. En función de la respuesta clínica y la tolerabilidad del paciente, la dosis puede incrementarse a intervalos semanales a razón de 100 mg hasta llegar a una dosis de mantenimiento de 200 a 400 mg/día dividida en 2 tomas. Dosis máxima recomendada: 400 mg/día en 2 tomas diarias de 200 mg. Si se decide discontinuar el tratamiento con lacosamida, se recomienda una reducción progresiva de la dosis (aproximadamente 200 mg por semana). Insuficiencia renal: no es necesario un ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada. En pacientes con insuficiencia renal severa o pacientes con enfermedad renal terminal se recomienda una dosis máxima de 250 mg/día. La lacosamida puede ser removida por hemodiálisis, por lo tanto, en pacientes sometidos a hemodiálisis se recomienda un suplemento de hasta el 50% de la dosis diaria, que se administrará inmediatamente después de cada sesión. En pacientes con insuficiencia renal terminal puede esperarse una acumulación de un metabolito de lacosamida (sin actividad farmacológica), por lo que debe tenerse especial precaución en el tratamiento de estos pacientes Insuficiencia hepática: la titulación de la dosis debe realizarse con precaución en pacientes con insuficiencia hepática. En pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada se recomienda una dosis máxima de 300 mg/día. No se recomienda el uso de lacosamida en pacientes con insuficiencia hepática severa. Pacientes ancianos: no es necesario una reducción de la dosis en pacientes ancianos Pacientes pediátricos: no se han realizado estudios con lacosamida en niños y adolescentes menores de 16 años. Por consiguiente no se recomienda su uso en este grupo etario. Forma de administración: Los comprimidos pueden administrarse con o alejados de las comidas.