CLORATEN - Precauciones

En pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva controlados con digitálicos, diuréticos e inhibidores de la ECA, carvedilol debe ser utilizado con cuidado ya que, tanto los digitálicos como el carvedilol disminuyen la conducción A-V. En los trastornos de la conducción del impulso cardíaco (bloqueo de rama), estadios finales de enfermedades arteriales periféricas, función renal alterada (concentración de creatinina sérica mayor de 1,8mg% o aclaramiento de creatinina 30ml/min), tendencia al descenso de la presión arterial al cambiar de posición (hipotensión postural), deberá administrarse con cautela y bajo estricta supervisión médica. Requieren una supervisión médica particularmente cuidadosa aquellos pacientes con diabetes mellitus que presentan marcadas variaciones glucémicas, así como aquellos que estén sometidos al ayuno estricto. Los primeros síntomas de hipoglucemia aguda pueden ser enmascarados en aquellos pacientes con diabetes mellitus. La glucemia debe monitorearse frecuentemente en estos pacientes. Los pacientes con historia reconocida de psoriasis no deben recibir drogas betabloqueantes, pues pueden agravarse los síntomas de esta afección o inducir erupciones cutáneas similares (psoriasiformes). En pacientes con enfermedad de Raynaud puede ocurrir una exacerbación de los síntomas. Al igual que con otros betabloqueantes existe la posibilidad de un aumento de sensibilidad frente a distintos alérgenos o reacciones anfilácticas graves. En caso de usar lentes de contacto debe recordarse la posibilidad de disminución de la secreción lagrimal. Dado que el carvedilol posee actividad betabloqueante, el tratamiento no debe interrumpirse abruptamente sino que debe reducirse en forma gradual durante varios días -7 a 10 días- (la mitad de dosis cada tres días). Esta precaución reviste especial importancia en los pacientes que sufren enfermedad isquémica. Tener precaución en caso de manejar u operar máquinas, dado que este medicamento puede disminuir el estado de alerta, particularmente al comienzo o durante un cambio de dosificación y fundamentalmente en asociación a alcohol. Embarazo: el carvedilol puede ser usado durante el embarazo únicamente si se evaluara que el beneficio potencial justifique el riesgo fetal. Madres en período de lactancia: el carvedilol y/o sus metabolitos son excretados por la leche materna, por lo que no se recomienda su administración durante la lactancia. Uso pediátrico: la eficacia y seguridad en niños aún no ha sido establecida.