CLINDAMICINA NORTHIA - Precauciones

Interacciones: Se debe controlar con cuidado al paciente cuando se usa simultáneamente Clindamicina Northia con anestésicos hidrocarburos por inhalación o bloqueantes neuromusculares, ya que se puede potenciar el bloqueo neuromuscular, ocasionar debilidad del músculo esquelético y depresión o parálisis respiratoria. La administración junto con antidiarreicos adsorbentes puede disminuir en forma significativa la absorción de Clindamicina Northia por vía oral. El Cloranfenicol puede desplazar a la Clindamicina Northia de su unión a las subunidades 50 S de los ribosomas bacterianos o impedir esa unión y antagonizar de esta manera sus efectos. In Vitro es físicamente incompatible con la Ampicilina, la Fenitoína, los Barbitúricos, la Aminofilina y el Gluconato de Calcio y Magnesio. Dado que hay antagonismo, In Vitro con la Eritromicina, estos dos antibióticos no deben suministrarse conjuntamente. Carcinogénesis, Mutagénesis y Alteraciones de la Fertilidad: No han sido efectuados estudios en animales de experimentación a largo plazo con la Clindamicina para evaluar su capacidad potencial carcinogénica. Se efectuaron ensayos de genotoxicidad que incluyeron test de micronúcleos en ratas y un test de reversión en la Ames Salmonella, los que ambos fueron negativos. Se efectuaron estudios de fertilidad en ratas tratadas oralmente en una dosis superior a 300 mg/kg/día (aproximadamente 1.6 veces la máxima dosis recomendada en el adulto, basado en mg/m2 de superficie), no revelando efectos en la fertilidad en la capacidad de fecundación. Efectos teratogénicos: Para el embarazo, fármaco de categoría B según la FDA. Estudios de reproducción efectuados en ratas y ratones usando una dosis oral de Clindamicina superior a 600 mg/kg/día (3.2 y 1.6 veces mayor a la dosis máximas recomendada en el humano adulto basado en mg/m2 de superficie corporal) o dosis subcutánea de Clindamicina superior a 50 mg/kg/día (1.3 y 0.7 veces la máxima dosis recomendada en el humano basada en mg/m2 respectivamente) no revelaron evidencias de teratogenicidad. Embarazo y Lactancia: Debido a que los estudios de los animales de reproducción no son siempre predictivos a la respuesta en el humano, esta droga debería ser usada durante el embarazo solamente si fuera absolutamente necesario. Se ha demostrado que la Clindamicina aparece en la leche materna con valores de 0.7 a 13.8 mcg/ml. Empleo en Pediatría: Debe ser usada con mucha cautela en niños de 1 mes de edad. Cuando la Clindamicina es administrada en la población pediátrica (desde el nacimiento hasta los 16 años), debe ser efectuado un especial monitoreo de las funciones de los órganos vitales. Empleo en Ancianos: Estudios farmacológicos efectuados con Clindamicina han demostrado la no-existencia de diferencias importantes entre la población anciana en relación a la más joven con funciones hepáticas y renales normales después de la administración oral o intravenosa del fármaco. Se han reportado experiencias clínicas indicando que la antibioticoterapia asociada con colitis y diarrea (debida al Clostridium diffícile), ocurre con más frecuencia en la población mayor de 60 años, por lo que se hace necesario monitorear cuidadosamente a los pacientes gerontes que presenten diarrea durante el tratamiento con Clindamicina. Uso en Meningitis: En las infecciones meníngeas, aún en gérmenes sensibles no debe ser administrada Clindamicina Northia en razón que el antibiótico tiene una difusión insuficiente hacia el líquido cefalorraquídeo.