CLINDAMICINA NORTHIA - Indicaciones

Nota: Se usará la vía Parenteral de acuerdo a la gravedad de la infección y las condiciones del paciente. Debido al riesgo que tiene este antibiótico de producir Colitis Pseudomembranosa, sólo debe ser usado cuando el paciente no sea alérgico a la penicilina o no se encuentre una opción mejor. Tratamiento de las infecciones por vía parenteral: Infecciones óseas: La Clindamicina parenteral está indicada en el tratamiento coadyuvante de la cirugía de las infecciones óseas crónicas, incluyendo osteomielitis hematógena aguda producida por Estafilococos, o de las infecciones articulares. Infecciones ginecológicas: La Clindamicina está indicada en el tratamiento de las infecciones ginecológicas, incluyendo infecciones pélvicas y del tracto genital en mujeres (tales como, abscesos tubo-ovárico no gonocócicos, celulitis pélvica e infecciones post-quirúrgicas de la túnica vaginal) producidas por anaerobios. Infecciones intraabdominales: La Clindamicina está indicada en el tratamiento de infecciones intraabdominales (como peritonitis y abscesos) producidas por anaerobios. Neumonía anaeróbica: La Clindamicina está indicada en el tratamiento de neumonías, incluyendo infecciones graves del tracto respiratorio (como empiema, neumonitis anaeróbica y absceso de pulmón) producidas por anaerobios. Septicemia bacteriana: La Clindamicina oral y parenteral está indicada en el tratamiento de la septicemia producida por anaerobios. Además, la Clindamicina parenteral está indicada en el tratamiento de la septicemia producida por Estreptococos y Estafilococos. Infecciones de piel y tejidos blandos: La Clindamicina está indicada en el tratamiento de infecciones graves de piel y tejidos blandos producidas por anaerobios, estreptococos y estafilococos.