CLARITROM - Dosificación

Adultos y niños mayores de 12 años: la dosis usual recomendada de claritromicina es 250mg dos veces al día. En infecciones más severas la dosificación puede ser aumentada a 500mg dos veces por día. La duración usual del tratamiento es de 6 a 14 días. Pacientes con insuficiencia renal (clearance de creatinina inferior a 30ml/min): reducir la dosis de claritromicina a la mitad; por ejemplo, 250mg 1 vez al día o 250mg 2 veces al día en infecciones más severas. En estos pacientes el tratamiento no deberá continuarse más allá de los 14 días. Insuficiencia hepática: en pacientes con moderado o severo compromiso hepático, pero con función renal normal, no se requiere ajuste de la dosificación. Ancianos, con función renal normal: no se requiere ajuste de dosis. Infecciones micobacterianas: la dosis inicial recomendada para adultos es 500mg 2 veces al día. Si no se observara respuesta clínica o bacteriológica luego 3-4 semanas, la dosis puede incrementarse a 1 g dos veces al día. Deberá continuarse el tratamiento para infecciones diseminadas por el CMA en pacientes con SIDA mientras se demuestre su eficacia clínica y bacteriológica. La claritromicina será utilizada en combinación con otros agentes antimicobacterianos. Profilaxis del CMA: la dosificación de claritromicina en adultos es de 500mg dos veces al día. Erradicación de H. pylori: los regímenes de triple terapia recomendados son: Claritromicina 500mg dos veces al día + amoxicilina 1g dos veces al día + Inhibidor de la Bomba de Protones (IBPs), durante 10 días. Claritromicina 500mg tres veces al día + IBPS durante 14 días, seguidos de IBPs durante 14 días adicionales. Claritromicina 500mg tres veces al día + IBPs durante 14 días. Se podrá requerir supresión ácida posterior a completar la cicatrización ulcerosa. La claritromicina puede ser tomada con o fuera de las comidas y puede ingerirse con leche.