CITRATO DE FENTANILO 0,05 MG / ML - Advertencias

El CITRATO DE FENTANILO debe administrarse solamente en un entorno donde se pueda controlar la vía aérea y por personal que pueda controlar la vía aérea. Al igual que con todos los opioides potentes. La depresión respiratoria está relacionada con la dosis y puede ser revertida por un narcótico antagonista específico, como naloxona, pero pueden ser necesarias dosis adicionales de este último debido a que la depresión respiratoria puede durar más que la duración de la acción del antagonista opioide. La analgesia profunda se acompaña de una marcada depresión respiratoria, que puede persistir o reaparecer en el período postoperatorio. Por lo tanto, los pacientes deben permanecer bajo vigilancia adecuada. Un equipo de reanimación y antagonistas narcóticos deben estar fácilmente disponibles. La hiperventilación durante la anestesia puede alterar la respuesta del paciente al CO2, afectando la respiración después de la operación. Puede ocurrir inducción de rigidez muscular, que puede involucrar los músculos del tórax, pero puede evitarse por las medidas siguientes: inyección IV lenta (generalmente suficiente para dosis más bajas), premedicación con benzodiazepinas y uso de relajantes musculares. Pueden ocurrir movimientos (mio) clónicos no epilépticos. Puede ocurrir bradicardia y posiblemente paro cardiaco, si el paciente ha recibido una cantidad insuficiente de anticolinérgicos, o cuando CITRATO DE FENTANILO se combina con relajantes musculares no vagolíticos. La bradicardia puede tratarse con atropina. Es imperativo asegurarse de que se ha establecido y mantiene la respiración espontánea adecuada antes de la salida del paciente del área de recuperación siempre que se hayan administrado grandes dosis o infusiones de Inyección de Citrato de Fentanilo. El uso repetido de CITRATO DE FENTANILO puede dar como resultado el desarrollo de tolerancia y dependencia. Los opiáceos pueden inducir hipotensión, especialmente en los pacientes con hipovolemia. Se deben tomar las medidas adecuadas para mantener una presión arterial estable. El uso de la inyección rápida en bolo de opioides debe evitarse en pacientes con compliance intracerebral comprometido, en estos pacientes, la disminución transitoria de la presión arterial media ha sido ocasionalmente acompañada por una reducción de corta duración de la presión de perfusión cerebral. Los pacientes en tratamiento crónico con opioides o con antecedentes de abuso de opiáceos pueden requerir dosis más altas. Se recomienda reducir la dosis en ancianos y en pacientes debilitados. Los opioides deben ser titulados con precaución en pacientes con cualquiera de las siguientes condiciones: hipotiroidismo no controlado, enfermedad pulmonar, disminución de la reserva respiratoria, alcoholismo o insuficiencia renal o hepática. Dichos pacientes también requieren un seguimiento postoperatorio prolongado. Si el CITRATO DE FENTANILO se administra con un neuroléptico, [tal como droperidol], el usuario debe estar familiarizado con las características especiales de cada fármaco, en particular con la diferencia en la duración de la acción. Cuando se utiliza esta combinación, hay una mayor incidencia de hipotensión. Los neurolépticos pueden inducir síntomas extrapiramidales que pueden controlarse con agentes antiparkinsonianos. Al igual que con otros opioides, debido a los efectos anticolinérgicos, la administración de CITRATO DE FENTANILO puede conducir a un aumento de la presión del conducto biliar y, en casos aislados, pueden observarse espasmos del esfínter de Oddi. En pacientes con miastenia gravis, se debe una cuidadosa consideración en el uso de ciertos agentes anticolinérgicos y agentes farmacéuticos bloqueantes neuromusculares antes y durante la administración de un régimen de anestesia general que incluya la administración intravenosa de CITRATO DE FENTANILO. La administración de CITRATO DE FENTANILO durante el trabajo de parto puede producir depresión respiratoria neonatal. Población pediátrica: En un niño con respiración espontánea, las técnicas que involucran la analgesia sólo deben utilizarse como parte de una técnica anestésica, o administrarse como parte de una técnica de sedación/analgesia con personal experimentado en un entorno que pueda manejar rigidez de la pared torácica repentina que requiera intubación, o apnea que requiera apoyo de vías respiratorias.