Prospecto CENTRUM SILVER® FORTE

Composición
Cada comprimido recubierto contiene: principios activos: vitamina A (como acetato) 1.000UI, betacaroteno 3.000UI, vitamina D3 (colecalciferol) 600UI, vitamina E (como acetato) 75UI, vitamina K1 (fitonadiona) 25mcg, vitamina C (ácido ascórbico) 90mg, ácido fólico 600mcg, vitamina B1 (como mononitrato de tiamina) 2,25mg, vitamina B2 (riboflavina) 3,2mg, niacinamida 15mg, vitamina B6 (hidroclorhidrato de piridoxina) 8mg, vitamina B12 (cianocobalamina) 25mcg, ácido pantoténico (pantotenato de calcio) 10mg, biotina 45mcg, calcio (carbonato de calcio) 200mg, yodo (yoduro de potasio) 150mcg, hierro (fumarato ferroso) 4mg, magnesio (óxido de magnesio) 50mg, cobre (sulfato cúprico) 1mg, cinc (óxido de cinc) 7,5mg, manganeso (sulfato de manganeso) 5mg, potasio (cloruro de potasio) 80mg, cromo (cloruro de cromo) 100mcg, molibdeno (molibdato de sodio) 45mcg, selenio (seleniato de sodio) 55mcg, luteína 500mcg y licopeno 600mcg. Excipientes: celulosa microcristalina 66,923mg, croscarmelosa sódica 55mg, crospovidona 30mg, ácido esteárico 7,5mg, estearato de magnesio 6mg, dióxido de silicio 5mg, lauril sulfato de sodio 3mg, opadry anaranjado 30,24mg, aceite mineral 1,96mg, citrato trietílico 1,75mg, polisorbato 80 1,05mg.
Farmacología
Las vitaminas y minerales son micronutrientes esenciales para atender las necesidades nutricionales en el crecimiento y desarrollo normal y la manutención de la salud. Actúan como co-factores en reacciones bioquímicas, participando en diversas funciones metabólicas. En personas mayores de 50 años, la biodisponibilidad de los micronutrientes puede estar comprometida por los cambios fisiológicos, enfermedades (por ejemplo, la frecuente gastritis atrófica que da lugar a una menor absorción intestinal), consumo de fármacos, alcohol, tabaquismo y otros, por lo tanto, pueden estar aumentadas las necesidades específicas de vitaminas y minerales en este grupo etario. La vitamina A (como acetato) desempeña una función esencial en la retina. Es necesaria para el crecimiento y la diferenciación del tejido epitelial. Farmacocinética: es rápidamente absorbida desde el tracto gastrointestinal. La absorción del retinol se ve reducida por anormalidades en la digestión o absorción de grasas y disfunciones hepáticas. Es almacenada principalmente en el hígado en la forma de éster palmitato. Luego de una hidrólisis de vitamina A libre, es hallada en la sangre principalmente unida a proteínas plasmáticas. Más del 95% de los retinoides plasmáticos se encuentran unidos a las RBP (Retinol Binding Protein) eliminadas en conjunto con ácido glucurónico vía renal y hepática. Dentro de los signos y síntomas de la deficiencia de vitamina A se pueden destacar lesiones cutáneas tal como la hiperqueratosis folicular y las infecciones, aunque la más reconocible es la ceguera nocturna. El betacaroteno por su parte, es el carotenoide más activo encontrado en las plantas y también es denominado pro-vitamina A. La vitamina C (ácido ascórbico) es una cetolactona de 6 átomos de carbono relacionada químicamente con la glucosa y otras hexosas. Se oxida en forma reversible en el organismo a ácido dehidroascórbico. La vitamina C funciona como cofactor en varias reacciones de hidroxilación y amidación, transfiriendo electrones a las enzimas que proveen equivalentes reductores. Así se requiere para la conversión, o para facilitarla, de ciertos residuos con prolina y lisina del procolágeno a hidroxiprolina durante la síntesis de colágeno, la oxidación de las cadenas laterales de lisina en las proteínas para formar hidroxitrimetilisina para la síntesis de carnitina, la conversión de ácido fólico a ácido folínico, el metabolismo microsomal de drogas, y la hidroxilación de la dopamina para formar noradrenalina. El ácido ascórbico promueve la actividad de una enzima amidante que se cree está involucrada con el procesamiento de ciertas hormonas peptídicas, como la oxitocina, la hormona antidiurética y la colecistoquinina. Por otra parte al reducir el hierro férrico no hemínico en el estómago al estado ferroso, contribuye promoviendo la absorción de hierro. Su necesidad se encuentra aumentada en tabaquismo. Farmacocinética: la vitamina C es rápidamente absorbida desde el tracto gastrointestinal mediante un mecanismo activo dependiente de energía. El ácido ascórbico está presente en el plasma y está distribuido en las células corporales. Es promotor de la absorción de hierro y participa junto con el zinc en procesos metabólicos vitales, estimulando el sistema inmunológico. Es eliminado con la orina. Una deficiencia en la ingesta de vitamina C puede producir escorbuto. La vitamina B6 (hidroclorhidrato de piridoxina) como coenzima está involucrada en varias transformaciones metabólicas de los aminoácidos, que incluyen la decarboxilación, la transaminación y la racemización. Su necesidad se encuentra aumentada en personas mayores. Farmacocinética: es rápidamente absorbida desde el tracto gastrointestinal. Un 60% de la vitamina B6 circulante corresponde a piridoxal fosfato. El principal producto de excreción es el ácido 4-piridóxico formado en el hígado. La vitamina B12 (cianocobalamina) es una molécula tipo porfirina con un átomo de cobalto como elemento central y cuatro grupos pirrol coordinándolo. Las coenzimas fisiológicamente activas, metilcobalamina y 5-deoxiadenosilcobalamina son esenciales para la proliferación y replicación celulares. El hombre depende de las reservas exógenas de vitamina B12. Posterior a la ingesta es liberada luego de la exposición al ácido clorhídrico y combinado con el factor intrínseco (IF) en el estómago. Su necesidad se encuentra aumentada en personas con hipoclorhidria u aclorhidria gástrica. Farmacocinética: el complejo es absorbido en el intestino delgado y transportado al hígado vía circulación portal. Presente en el suero unido a proteínas (transcobalaminas). Almacenado principalmente en el hígado (90% de los recursos). Toma parte en la circulación enterohepática. El ácido fólico está directa o indirectamente involucrado en los siguientes procesos fisiológicos: 1. Conversión de homocisteína en metionina. 2. Conversión de serina en glicina. 3. Síntesis de timidilato. 4. Metabolismo de la histidina. 5. Síntesis de purinas. 6. Utilización o generación de folato. La deficiencia de esta vitamina produce una síntesis defectuosa del DNA en toda célula que intenta su replicación cromosómica y división. Dado que los tejidos con mayor índice de renovación celular son los que presentan las alteraciones más notables, el sistema hematopoyético resulta especialmente sensible a la deficiencia de esta vitamina. Farmacocinética: es mayormente absorbido en la porción proximal del intestino delgado y transportado a los tejidos. A la vitamina D3 (colecalciferol) tradicionalmente se le atribuyó un papel pasivo en el metabolismo del calcio ya que se consideró que su presencia en concentraciones adecuadas permitía una buena absorción del calcio. Sin embargo se le atribuye un papel más activo y regulador en los mecanismos homeostáticos que controlan el metabolismo de este ion. La vitamina D requiere de activación metabólica para poder ejercer sus acciones características sobre los tejidos efectores. Se considera que la forma activa de la vitamina D es el 1,25-dihidroxicolecalciferol. La primera hidroxilación de la vitamina D ocurre a nivel microsomal hepático, la segunda a nivel mitocondrial renal. El papel fisiológico que cumple la vitamina D es el de un regulador positivo de la homeostasis del calcio. Los mecanismos por los cuales la vitamina D mantiene la concentración normal de calcio y fosfato en el plasma incluyen facilitar su absorción en el intestino delgado, estimular su movilización a partir del hueso y disminuir su excreción renal. Con la edad, el estado nutricional de vitamina D es más precario como consecuencia de una menor eficacia en la síntesis cutánea de la vitamina, menor capacidad de los riñones para activarla, baja exposición al sol y baja ingesta. Farmacocinética: rápidamente absorbida desde el tracto gastrointestinal en combinación con los ácidos biliares. Es hidrolizada en el hígado y en los riñones. Es almacenada en los huesos, sangre e hígado y eliminada con la bilis en combinación con ácido glucurónico, glicina y taurina. La vitamina E (como acetato): el a-tocoferol (5,7,8-trimetiltocol) se considera el tocoferol más importante, dado que comprende aproximadamente el 90% de los tocoferoles en los tejidos animales y muestra la mayor actividad biológica en la mayor parte de los sistemas de bioensayo. Una de las características importantes de naturaleza química es su propiedad antioxidante y esta es aparentemente la base de la mayor parte de los efectos de la vitamina E. Pareciera que existe una relación entre las vitaminas A y E. La absorción de vitamina A es incrementada por la vitamina E, debido probablemente al efecto protector de la vitamina E sobre la A. Los tocoferoles son potentes antioxidantes que protegen a los lípidos y otros componentes de las células del daño oxidativo, mantienen la estructura de las membranas celulares y protegen frente al envejecimiento. Un mayor estrés oxidativo, común en las personas mayores, puede condicionar mayores necesidades de vitamina E. Farmacocinética: rápidamente absorbida desde el tracto gastrointestinal la absorción puede verse disminuida en los casos de trastornos en la absorción de grasas. El hígado y el tejido adiposo constituyen los sitios de almacenamiento de la vitamina E. El 80% es metabolizada y excretada por el hígado, y el resto se encuentra en la orina principalmente en la forma de glucurónidos. El cromo es un elemento traza esencial. Forma parte del factor de tolerancia a la glucosa, el cual es un complejo de 2 moléculas de ácido nicotínico unido a un oligopéptido complejado a un cromo trivalente. La porción orgánica es considerada necesaria para la acción de la insulina en la superficie de la célula. La forma trivalente es estable y no tóxica por vía oral luego de la administración en dosis recomendadas. Farmacocinética: los mecanismos de absorción y transporte de iones de cromo son todavía inciertos. En la administración por vía oral o parenteral in vivo a mamíferos, se han encontrado iones de cromo ligados a la proteína de transporte de hierro transferrina. Esta proteína plasmática de 80000 Da se une a dos equivalentes de hierro férrico en niveles de pH neutros y ligeramente básicos. Se asume que la transferrina participa en transporte de cromo, aunque nunca haya sido demostrado in vivo. El selenio es un elemento traza esencial. En el cuerpo, las mayores concentraciones de selenio se hayan en los riñones, seguido del hígado, músculo y la piel. El músculo contiene al menos el 50% del selenio corporal total. Otros sitios de almacenamiento lo constituyen los eritrocitos, bazo, corazón, uñas, esmalte dental, testículos y esperma. El contenido corporal total de selenio varía con la cantidad relativa en los suelos de cultivo. El selenio funciona como cofactor de la glutatión peroxidasa, el principal antioxidante intracelular. La glutatión peroxidasa utiliza al glutatión como dador de protones para catalizar la reducción del peróxido de hidrógeno y otros peróxidos orgánicos en productos no tóxicos, de tal modo que actúa como protector celular del daño inducido por peroxidación. Se ha establecido que la acción antiperoxidante es similar a aquella proporcionada por la vitamina E. Farmacocinética: la absorción de selenio es eficiente y no es regulada. Más del 90% de selenometionina es absorbida por el mismo mecanismo de la metionina. La forma inorgánica de selenio, selenato (SeO4 2-), es absorbido casi completamente, pero una fracción significativa de ello es eliminada por la orina antes puede ser integrado en tejidos. El mecanismo que regula la producción de metabolitos de excreción no ha sido aclarado. El manganeso es un nutriente esencial como activador enzimático sobre la polisacárido polimerasa, la arginasa hepática, la colinesterasa y la piruvato carboxilasa. El manganeso es transportado a través de la sangre unida a la transmangamina, una proteína del tipo beta 1-globulina. En condiciones de ingestión mínima se retienen 20mg diarios. Farmacocinética: se distribuye ampliamente, pero tiende a concentrarse en tejidos ricos en mitocondrias. Su eliminación es fundamentalmente biliar (su eliminación por vía urinaria resulta insignificante), aunque frente a una obstrucción de tipo biliar, puede eliminarse por el jugo pancreático, atravesando la pared intestinal desde la sangre hacia la luz del duodeno.
Indicaciones
CENTRUM® SILVER® FORTE está indicado como aporte de vitaminas y minerales en personas que no puedan recibirlo mediante una dieta adecuada.
Dosificación
Adultos mayores de 50 años: 1 comprimido por día, acompañado de suficiente líquido, o según prescripción médica.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad a cualquiera de sus componentes. Insuficiencia renal. Insuficiencia hepática. Nefrolitiasis. Hemocromatosis. Enfermedad de Leber. Hipercalcemia. Hipercalciuria. Sarcoidosis. Hipervitaminosis A. Hipervitaminosis D.
Efectos secundarios
En algunas ocasiones y en ciertos individuos se puede presentar náuseas, diarreas, constipación, dolor o molestia abdominal e hipersensibilidad a algunos de los componentes de la fórmula. Vitamina C: formación de cálculos renales, cefaleas, mareos, poliuria, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea. Vitamina B12: reacción anafiláctica, diarrea, prurito. Vitamina B6: dosis mayores a 200mg/día producen síndrome de dependencia. Megadosis (2-6g/día) durante varios meses produce neuropatía a predominio sensitivo (reversible con la suspensión). Ácido fólico: reacciones alérgicas, broncoespasmos, eritema, fiebre, rash cutáneo. Vitamina D3: diarrea, sequedad bucal, cefaleas, pérdida del apetito, mareos, náuseas, vómitos, dolor abdominal. Vitamina E: visión borrosa, diarrea, náuseas, cefaleas, mareos, cansancio, debilidad. Selenio: rash cutáneo.
Precauciones
No usar las vitaminas y minerales como sustituto de una dieta balanceada. No exceder la dosis diaria recomendada ya que hacerlo puede ocasionar toxicidad por exceso de vitaminas. No administrar este medicamento junto a otros que contengan similares principios activos. Se debe tener en cuenta que la ingestión de ciertas vitaminas y minerales pueden interferir con algunas determinaciones de laboratorio. Vitamina C: sangre oculta en materia fecal, DHL, transaminasas, bilirrubina, ácido úrico, oxalaturia, pH urinario glucosuria y glucemia. Vitamina B12: concentración de ácido fólico en plasma, hematócrito, recuento de reticulocitos, concentraciones de vitamina B12 en plasma, potasio sérico. Vitamina D3 (colecalciferol): fosfatasa alcalina, concentraciones séricas y urinarias de calcio, colesterol, fosfatos séricos y en orina, concentraciones séricas de magnesio. Embarazo y lactancia: este medicamento no debe ser administrado durante el embarazo ni lactancia, salvo que el beneficio potencial justifique el riesgo para el feto. Uso pediátrico: no se encuentra indicado. Uso geriátrico: se encuentra indicado en adultos mayores con función renal y hepática normales.
Interacciones
Medicamentos que interfieren en la absorción de grasas pueden afectar la absorción de las vitaminas liposolubles (A, D, E, K y betacaroteno). En estos casos se debe administrar CENTRUM® SILVER® FORTE dos horas después de la toma del medicamento o comidas distintas. Los medicamentos de vitaminas y minerales no son exentos de interacciones medicamentosas. Se recomienda una evaluación cuidadosa al prescribir otro medicamento a usuarios de este tipo de medicamento. Vitamina C: anticoagulantes, deferroxamina, disulfiram. Vitamina B12: antidepresivos tricíclicos, fenotiazidas, probenecid, ingesta de alcohol por más de 2 semanas, aminosalicilatos, colchicina especialmente en combinación con aminoglucósidos, antibióticos. Vitamina B6: cicloserina, etionamida, hidralazina, inmunosupresores (glucocorticoides, azatioprina, clorambucil, adrenocorticotrofina, ciclosporina, ciclofosfamida, mercaptopurina), isoniazida, penicilina, estrógenos, anticonceptivos orales, levodopa. Ácido fólico: antiepilépticos, anticonceptivos orales, antituberculosos, alcohol, aminopterina, metotrexato, pirimetamina, trimetoprima, sulfonamidas. Vitamina D3: antiácidos, anticonvulsivantes, barbitúricos, primidona, calcitonina, etidronato, diuréticos tiazídicos, colestiramina, colestipol, glucocorticoides, digitálicos. Vitamina E: anticoagulantes, colestiramina, suplementos de hierro.
Conservación
Consérvese a temperatura ambiente.
Sobredosificación
Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología: Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez: (011) 4962-6666/2247. Hospital A. Posadas: (011) 4654-6648/4658-7777. Hospital de Pediatría Dr. Garrahan: (011) 4943-1455.
Presentación
Envases conteniendo 30 y 60 comprimidos recubiertos. Frasco con tapa de seguridad. Para abrir el envase, presionar la tapa hacia abajo y girarla.
Revisión
06/07/10.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *