CELESTONE CRONODOSE - Dosificación

Las dosis requeridas son variables y deben determinarse individualmente de acuerdo con la enfermedad específica, su gravedad y la respuesta del paciente. Administración sistémica: El tratamiento de las enfermedades que requieren corticosteroides sistémicos puede ser cuidadosamente controlado mediante la administración de inyecciones intramusculares de Celestone® Cronodose. Su acción rápida y prolongada lo hace adecuado para iniciar el tratamiento en aquellas afecciones agudas en las cuales resulta necesario controlar rápidamente la inflamación y luego mantener el efecto. La acción de depósito del fármaco contribuye a prevenir las recidivas causadas por el mantenimiento irregular de los efectos corticosteroides. En la mayoría de las condiciones, el tratamiento se inicia con la inyección intramuscular de 1 ml de Celestone® Cronodose, la cual se repite semanalmente o más a menudo, de ser necesario. En enfermedades menos graves, generalmente son suficientes dosis menores. En las afecciones graves, como el estado asmático o el lupus eritematoso diseminado, inicialmente pueden requerirse 2 ml. La dosis inicial debe mantenerse o ajustarse hasta que se obtenga una respuesta satisfactoria. Si después de un período razonable esto no sucede, la terapia con Celestone® Cronodose debe discontinuarse e instituirse otro tratamiento apropiado. Cuando se considere necesario inducir el parto antes de la semana 32a de gestación o cuando el parto prematuro antes de la 32a semana sea inevitable debido a una complicación obstétrica, se recomienda administrar 2 ml (12 mg) de Celestone® Cronodose por vía I.M., por lo menos 24 horas antes del momento esperado del parto. Aplicar una 2a dosis (2 ml) 24 horas más tarde, a menos que el parto se haya producido. También debe considerarse el tratamiento profiláctico con Celestone® Cronodose si el feto presenta un índice bajo de lecitina/esfingomielina (o una prueba de estabilidad de la espuma reducida en el líquido amniótico). En esta situación, debe emplearse el mismo régimen posológico recomendado para el uso prenatal en la prevención del síndrome de dificultad respiratoria en neonatos prematuros. Los corticosteroides no están indicados en el tratamiento de la enfermedad de membrana hialina después del nacimiento. Administración local: Si se desea administrar conjuntamente un anestésico local, se puede mezclar Celestone® Cronodose (en la jeringa y no en el frasco) con clorhidrato de lidocaína al 1% o 2%, clorhidrato de procaína o algún otro anestésico local similar, utilizando fórmulas que no posean parabenos. Deben evitarse los anestésicos que contengan metilparabeno, propilparabeno, fenol, etc. Primeramente se retira del frasco la dosis requerida de Celestone® Cronodose empleando una jeringa. A continuación se añade el anestésico local y la jeringa se agita brevemente. En caso de bursitis (subdeltoidea, subacromial y prerrotuliana), la inyección de 1 ml por vía intrabursal suele ser suficiente. En la bursitis aguda recurrente y en las exacerbaciones agudas de la bursitis crónica, generalmente se requieren varias inyecciones intrabursales a intervalos de 1 a 2 semanas. En la mayoría de los casos de tendinitis, miositis, fibrositis, tenosinovitis, peritendinitis y afecciones inflamatorias periarticulares, se recomienda administrar 3 o 4 inyecciones locales de 1 ml cada una, a intervalos de 1 a 2 semanas. La inyección debe aplicarse en la vaina del tendón afectado y no en el tendón mismo. En las enfermedades inflamatorias periarticulares, se debe infiltrar el área dolorosa. En los gangliones de las cápsulas articulares, se inyectan 0.5 ml directamente dentro de los quistes gangliónicos. En la artritis reumatoide y la osteoartritis, se puede obtener alivio del dolor, de la sensibilidad y de la rigidez 2 a 4 horas después de la inyección intraarticular. Las dosis varían de 0.25 ml a 2 ml, de acuerdo con el tamaño de la articulación que va a inyectarse: articulaciones mayores (cadera) 1 ml a 2 ml; articulaciones grandes (rodilla, tobillo y hombro) 1 ml; articulaciones medianas (codo y muñeca) 0.5 ml a 1 ml y articulaciones pequeñas (mano y tórax) 0.25 ml a 0.5 ml. Regularmente el alivio perdura durante 1 a 4 semanas, o más. Empleando la técnica estéril, se inserta en la cavidad sinovial una aguja de calibre 29 a 24 con una jeringa vacía para aspiración y se extraen unas pocas gotas de líquido sinovial, para confirmar que la aguja se encuentra dentro de la articulación. La jeringa de aspiración se sustituye por la jeringa que contiene Celestone® Cronodose y se aplica la inyección en la articulación. En el tratamiento intralesional, se inyectan 0.2 ml/cm2 de Celestone® Cronodose por vía intradérmica (no subcutánea), empleando una jeringa de tuberculina con una aguja de calibre 25, de pulgada (1.27 cm). Es importante depositar un volumen uniforme del medicamento intradérmicamente. La cantidad total inyectada en todos los sitios no debe exceder de 1 ml por semana. Celestone® Cronodose también es eficaz en el tratamiento de las afecciones del pie que responden a los corticosteroides. La bursitis bajo heloma duro (callo duro) se ha controlado con 2 inyecciones sucesivas de 0.25 ml cada una. El inicio del alivio puede ser rápido en afecciones como hallux rigidus (deformidad en flexión del primer dedo del pie), quinto dedo varo (desviación hacia dentro del quinto dedo del pie), y artritis gotosa aguda. Para la mayoría de las inyecciones que se aplican en el pie puede utilizarse una jeringa de tuberculina con una aguja de calibre 25, de pulgada (1.90 cm). En la mayoría de las afecciones del pie se recomiendan dosis de 0.25 ml a 0.5 ml, a intervalos de 3 días a una semana. En la artritis gotosa aguda pueden requerirse dosis de hasta 1 ml. En cuanto se obtenga una respuesta favorable, debe determinarse la dosis útil de mantenimiento, disminuyendo paulatinamente la dosis inicial en pequeñas cantidades, a intervalos apropiados, hasta alcanzar la menor dosis capaz de mantener una respuesta clínica adecuada. La exposición del paciente a situaciones de estrés ajenas a la enfermedad en tratamiento puede requerir un aumento de la dosis de Celestone® Cronodose. Si la droga va a suspenderse después de una terapia prolongada, la dosis debe reducirse gradualmente. Modo de Empleo: Para administración intramuscular, intraarticular, periarticular, intrabursal, intradérmica e intralesional. No administrar por vía I.V. Agitar antes de usar.