CEFTAZIDIMA NORTHIA - Precauciones

Los antibióticos cefalosporínicos a altas dosis deben ser administrados con precaución en pacientes que reciben tratamiento concurrente con drogas nefrotóxicas (antibióticos aminoglucósidos o diuréticos potentes, como Furosemida), dado que estas combinaciones pueden afectar adversamente la función renal. Sin embargo, la experiencia clínica, demostró que es probable que esta situación no constituya un problema cuando se administra Ceftazidima a la dosis recomendadas. No hay evidencias que Ceftazidima Northia afecte adversamente la función renal en dosis terapéuticas normales. Sin embargo, como todos los antibióticos que se eliminan por vía renal, es necesario reducir la dosis según el grado de disminución de la función renal, para evitar consecuencias clínicas, por ejemplo, convulsiones (ver Dosificación en la insuficiencia renal). No hay evidencias experimentales de efectos embriopáticos o teratogénicos atribuibles a la Ceftazidima, pero como ocurre con todas las drogas, es aconsejable administrar con precaución durante los primeros meses del embarazo y en los niños de más temprana edad. En embarazo los beneficios anticipados deben ser comparados con los riesgos posibles. Dado que se excreta en la leche humana a bajas concentraciones, tomar precauciones cuando se administra a una madre durante el período de lactancia. Ceftazidima Northia no interfiere con los análisis de Glucosuria basados en enzimas. Se observa una ligera interferencia con métodos reductores del cobre (Benedict, Fehling, Clinitest). Ceftazidima Northia no interfiere en determinaciones de creatinina por el picrato alcalino. El desarrollo de un test positivo de Coombs en alrededor del 5% de los pacientes, puede interferir con la prueba cruzada de la compatibilidad de sangre. Como ocurre con otros antibióticos de amplio espectro, su uso prolongado puede provocar desarrollo exagerado de gérmenes no susceptibles (Cándida, Enterococo) que puede requerir la interrupción del tratamiento o la adopción de medidas apropiadas. El control repetido de la condición del paciente es esencial. Hasta el momento no hay evidencia de fetopaticidad.