BUSTRIX® - Advertencias

Como con otras vacunas, la administración de Bustrix® debe posponerse en sujetos que sufran enfermedad febril severa aguda. La presencia de una infección no es una contraindicación. Es una buena práctica que la vacuna esté precedida por una revisión de la historia clínica (especialmente con respecto a una vacunación previa y a la posible ocurrencia de eventos adversos) y por un examen clínico. Si algunos de los siguientes eventos ocurren en relación temporal a la administración de Bustrix®, se deberá considerar cuidadosamente la administración posterior de dosis de vacunas con el componente pertusis: Temperatura ≥40,0°C durante las 48 horas posteriores a la vacunación, no debida a otra causa identificable. Estado de colapso o shock (episodio hipotónico con menor respuesta a estímulos) durante las 48 horaS posteriores. Llanto persistente e inconsolable de duración ≥3 horas durante las 48 horas posteriores a la vacunación. Convulsiones, acompañadas o no de fiebre, durante los 3 días posteriores a la vacunación. En niños con trastornos neurológicos progresivos, incluyendo espasmos infantiles, epilepsia no controlada o encefalopatía progresiva, es mejor diferir la vacunación con pertusis [Pa(acelular) o Pw(célula entera)] hasta que la condición sea corregida o estabilizada. Sin embargo, la decisión de vacunar con pertusis debe realizarse en forma individualizada después de una cuidadosa evaluación de los riesgos y beneficios. Al igual que con otras vacunas inyectables, se debe tener inmediatamente disponible un tratamiento médico apropiado en caso de reacciones anafilácticas ocurridas posteriormente a la administración de la vacuna. Bustrix® debe administrarse con prudencia en sujetos que padezcan trombocitopenia o trastornos hemorrágicos, ya que estos sujetos pueden presentar hemorragia después de la administración intramuscular. El lugar de la administración debe presionarse firmemente (sin frotarlo) durante al menos dos minutos. Un antecedente de convulsiones febriles, una historia familiar de convulsiones y una historia familiar de un evento adverso después de la vacunación con DTPw no constituye una contraindicación. La infección por el Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH) no se considera una contraindicación de la vacunación contra difteria, tétanos y pertusis. Es posible que la respuesta inmunológica esperada no se obtenga tras la vacunación de pacientes inmunosuprimidos. En extremadamente raras ocasiones, se han notificado casos de colapso o similares al estado de shock (episodios hipotónicos-hiporreactivos) y convulsiones dentro de los 2 o 3 días posteriores a la vacunación con vacunas DTPa y vacunas combinadas DTPa. Bustrix® no debe administrarse por vía intravenosa en ninguna circunstancia. Al igual que con cualquier vacuna, es posible que no se logre una respuesta inmune protectora en todos los vacunados.