BRONAX GL - Advertencias

Riesgo cardiovascular: el uso de AINEs conlleva un incremento del riesgo de sufrir eventos trombóticos cardiovasculares serios, infarto agudo de miocardio y accidente cerebrovascular, en ocasiones fatales. Dicho riesgo puede incrementarse en función del tiempo de utilización y en aquellos pacientes que presenten enfermedad cardiovascular o factores de riesgo para enfermedad cardiovascular. Para minimizar el riesgo potencial de un evento adverso cardiovascular en pacientes tratados con AINEs, debe utilizarse la dosis efectiva más baja por el menor tiempo posible. Médicos y pacientes deben permanecer alertas por el desarrollo de tales eventos, aún en ausencia de síntomas previos. Los pacientes deben ser informados sobre los signos y/o síntomas de eventos cardiovasculares serios y la conducta a seguir en caso de ocurrir los mismos. No existe evidencia consistente que el uso concomitante de aspirina disminuya el riesgo incrementado de eventos trombóticos cardiovasculares serios asociados al uso de AINEs. Meloxicam está contraindicado para el tratamiento de dolor perioperatorio en pacientes sometidos a by-pass coronario. Riesgo gastrointestinal: los AINEs pueden aumentar el riesgo de eventos adversos gastrointestinales serios, incluyendo hemorragias, úlceras y perforación de estómago o intestino, en ocasiones fatales. Estos eventos pueden ocurrir en cualquier momento durante su utilización y sin síntomas previos. Los pacientes ancianos tienen mayor riesgo de padecer eventos gastrointestinales serios. En los casos raros en que se produzcan hemorragias intestinales o ulceraciones en pacientes que reciben la medicación, la droga deberá suspenderse. Meloxicam no es sustituto de los corticosteroides en el tratamiento de la insuficiencia corticosteroidea. La abrupta discontinuación de corticosteroides puede llevar a una exacerbación de la enfermedad. Ante la decisión de discontinuar los corticosteroides luego de un tratamiento prolongado, las dosis de los mismos deberán disminuirse lentamente. Los efectos antipiréticos y antiinflamatorios de meloxicam puede disminuir la utilidad de la fiebre y la inflamación en la detección de complicaciones de condiciones dolorosas presumiblemente no infecciosas. Hipertensión: los AINEs, incluyendo meloxicam, aumentan el riesgo de sufrir hipertensión o agravar una hipertensión preexistente, la que puede aumentar la incidencia de eventos cardiovasculares. La respuesta a las tiazidas o diuréticos del asa puede verse alterada cuando se toman AINEs. Los AINEs, incluyendo meloxicam, deben ser usados con precaución en pacientes con hipertensión. La tensión arterial debe ser monitoreada frecuentemente durante la iniciación del tratamiento con AINEs y regularmente durante el resto del tratamiento. Insuficiencia cardíaca congestiva y edema: se han observado retención líquida y edema en pacientes que recibían AINEs. Meloxicam debe utilizarse con precaución en pacientes que presenten retención de líquidos, hipertensión o insuficiencia cardíaca. En tratamientos prolongados deberá controlarse periódicamente la fórmula sanguínea. Alteración del flujo renal: ante la acción antiprostaglandina que presenta el meloxicam sobre el flujo renal, debe tenerse especial precaución en los pacientes con insuficiencia renal, cardíaca, hipovolemia y en aquéllos tratados con diuréticos. Alteraciones de la función hepática: meloxicam, al igual que otros AINEs puede elevar las enzimas hepáticas; por lo tanto, durante el tratamiento prolongado con meloxicam, se deberá controlar la función hepática regularmente. Ante la persistencia o empeoramiento de las pruebas funcionales hepáticas, la aparición de signos o síntomas clínicos compatibles con enfermedad hepática, u otras manifestaciones (ej., eosinofilia, erupción, etc.), meloxicam deberá interrumpirse. La hepatitis puede ocurrir sin síntomas prodrómicos. Se recomienda cautela cuando se utiliza meloxicam en pacientes con porfiria hepática, dado que la droga puede desencadenar un ataque. Durante la terapia prolongada con meloxicam -al igual que con otros AINEs- se recomiendan recuentos hemáticos regulares. Como con otros AINEs, pueden ocurrir reacciones alérgicas, incluyendo reacciones anafilácticas/anafilactoides, incluso sin exposición previa a la droga. Insuficiencia renal: la dosis de meloxicam en pacientes con insuficiencia renal terminal en hemodiálisis no debe ser superior los 7,5mg diarios. En pacientes con insuficiencia renal leve no hace falta disminuir la dosis, al igual que en pacientes afectados de cirrosis hepática clínicamente evolutiva. Embarazo y lactancia: BRONAX GL no debe ser administrado durante el embarazo y la lactancia, ya que no está demostrada la seguridad clínica del producto en estos grupos.