BILOINA® - Precauciones

Interacciones: La ingestión concomitante de Loratadina y alimentos puede retrasar el tiempo en alcanzar la concentración pico plasmática (aproximadamente 1 hora), sin modificar el proceso clínico. Carcinogénesis: En las ratas macho a las que se administró 10 mg/kg y macho y hembra a las que se administró 25 mg/kg se encontró una mayor incidencia de tumores hepatocelulares. Se desconoce la significancia clínica de estos hallazgos durante el empleo a largo plazo de Loratadina. Mutagénesis: No se encontraron evidencias de potencial mutagénico en los estudios realizados. Trastornos de la fertilidad: Disminuyó la fertilidad en ratas macho, lo que se demostró por los bajos índices de concepción de las hembras, con dosis de 64 mg/kg lo cual se tornó reversible con la interrupción de la dosificación. La Loratadina no presentó ningún efecto sobre la fertilidad o reproducción de ratas macho o hembra a las dosis de 24 mg/kg. Embarazo: No se han realizado estudios bien controlados en mujeres embarazadas. Solo debe administrarse si el beneficio esperado justifica su uso. Efectos teratogénicos: datos disponibles: No existen evidencias de teratogenicidad animal en estudios llevados a cabo en ratas y conejos a dosis orales de hasta 96 mg/kg. Lactancia: Dado que se excreta en la leche materna, se deberá decidir entre discontinuar la lactancia o establecer el tratamiento con Loratadina. Pasaje de la droga a la leche materna: La Loratadina y su metabolito pasan a la leche materna y alcanzan concentraciones que son equivalentes a los niveles plasmáticos. Empleo en pediatría: A los niños de 2 a 12 años, con un peso corporal inferior a 30 kg se les puede administrar 5 mg diarios y a los que superen ese peso 10 mg diarios. Empleo en ancianos: Los pacientes ancianos pueden ser más sensibles a los efectos de la dosis usual que se administra a los adultos. Empleo en insuficiencia hepática y renal: En pacientes con insuficiencia hepática o renal pueden administrarse 10 mg de Loratadina cada 48 horas.