BERNAFOLIC - Precauciones

Embarazo: si bien el ácido fólico atraviesa la placenta, no produce efectos adversos en el feto. La administración de ácido fólico solo o en combinación con otras vitaminas como suplemento de la dieta, antes de la concepción y durante los primeros meses del embarazo, reduce la incidencia de defectos del tubo neural. Lactancia: si bien el ácido fólico se distribuye en la leche materna, no se han observado problemas en seres humanos debido al consumo de ácido fólico de acuerdo a los requerimientos diarios. Pediatría: los requerimientos diarios varían según la edad. Geriatría: no se han documentado hasta la fecha problemas en este grupo etario con la ingesta de ácido fólico de acuerdo a los requerimientos diarios.