AZATIOPRINA RAFFO® - Interacciones

Alopurinol: Cuando azatioprina es empleada al mismo tiempo que alopurinol las dosis de azatioprina deben ser reducidas en 2/3 o 3/4 partes de la dosis habitual. Bloqueantes neuromusculares: Azatioprina es un antagonista de los mielorrelajantes no despolarizantes tales como el curare y la d-tubo-curarina. Potencia el bloqueo neuromuscular provocado por una succinilcolina. Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensinógeno: Se ha reportado que el uso de inhibidores de la ECA para controlar la hipertensión en pacientes que reciben azatioprina induce anemia y severa leucopenia. Warfarina: Azatioprina puede inhibir el efecto anticoagulante de la warfarina. Citostáticos: Administrar con precaución en enfermos tratados o que han sido tratados recientemente con otros productos inhibidores de la hematopoiesis. Inmunosupresores, otros, tales como: Clorambucilo, corticosteroides, glucocorticoides, ciclofosfamida, ciclosporina, mercaptopurina. El uso concurrente con azatioprina puede incrementar el riesgo de infección y desarrollo de neoplasias. Vacunas, virus muertos: Debido a que los mecanismos de defensa normales pueden estar suprimidos por la terapia con azatioprina, la respuesta de anticuerpos del paciente a la vacuna puede estar disminuida. El intervalo entre discontinuación de medicaciones causantes de inmunosupresión y restauración de la capacidad del paciente para responder a la vacuna, depende de la intensidad y el tipo de las medicaciones causantes de inmunosupresión usadas, la enfermedad subyacente y otros factores; los estimados varían entre 3 meses a 1 año. Vacunas, virus vivos: Debido a que los mecanismos de defensa normales pueden estar suprimidos por la terapia con azatioprina, el uso concurrente con una vacuna a virus vivos puede potenciar la replicación de los virus de la vacuna, puede incrementar los efectos colaterales/adversos de los virus de la vacuna y/o puede reducir la respuesta de anticuerpos del paciente; la inmunización de estos pacientes debe ser emprendida sólo con extrema cautela después de una cuidadosa revisión del estado hematológico del paciente y sólo con el conocimiento y consentimiento del médico que atiende la terapia con azatioprina. El intervalo entre la discontinuación de las medicaciones causantes de inmunosupresión y restauración de la capacidad del paciente a responder a la vacuna depende de la intensidad y tipo de las medicaciones causantes de inmunosupresión usadas, la enfermedad subyacente y otros factores; los estimados varían entre 3 meses a 1 año.