Prospecto AMBENA®

Composición
5mg: cada comprimido recubierto contiene: amlodipina (besilato) 5mg, celulosa microcristalina PH 200 87,06mg, almidón glicolato sódico 3mg, talco 2,50mg, estearato de magnesio 1mg, hidroxipropilmetilcelulosa E15 1,50mg, polietilenglicol 6.000 0,25mg, dióxido de titanio 0,75mg. 10mg: cada comprimido recubierto contiene: amlodipina (besilato) 10mg, celulosa microcristalina PH 200 174,11mg, almidón glicolato sódico 6mg, talco 5mg, estearato de magnesio 2mg, hidroxipropilmetilcelulosa E15 3mg, polietilenglicol 6.000 0,50mg, dióxido de titanio 1,50mg.
Farmacología
Propiedades farmacodinámicas: amlodipina es un inhibidor de flujo de iones de calcio (bloqueador del canal lento o antagonista de los iones-calcio) e inhibe el flujo transmembrana de los iones de calcio hacia adentro de la musculatura cardíaca y lisa. El mecanismo de acción antihipertensiva de amlodipina se debe a un efecto relajante directo de la musculatura lisa vascular. El mecanismo exacto mediante el cual amlodipina alivia la angina no se ha determinado completamente, pero reduce la carga isquémica total por medio de las siguientes acciones: 1- amlodipina dilata las arteriolas periféricas y, por lo tanto, reduce la resistencia periférica total (poscarga) en contra de la cual trabaja el corazón. Dado que la frecuencia cardíaca permanece estable, esta disminución de carga del corazón reduce el consumo de energía miocárdica y el requerimiento de oxígeno. 2- El mecanismo de acción de amlodipina probablemente involucra la dilatación de las arterias coronarias principales y las arteriolas coronarias, tanto en las regiones normales como en las isquémicas. Esta dilatación aumenta el suministro de oxígeno miocárdico en los paciente con espasmo de las arterias coronarias (angina de Prinzmetal o variante) y atenúa la vasoconstricción coronaria inducida por el cigarrillo. En los pacientes con hipertensión, la dosificación de una vez al día proporciona reducciones clínicamente significativas de la presión arterial, tanto en las posiciones supina como de pie durante las 24 horas. La hipotensión aguda no es una característica de la administración de amlodipina debido al comienzo de acción lenta de la droga. En los pacientes con angina, la administración de amlodipina una vez por día incrementa el tiempo total del ejercicio, el tiempo hasta la aparición de angina y el tiempo anterior a la aparición de 1mm en la depresión del segmento ST, y decrece la frecuencia de ataques anginosos y el consumo de tabletas de nitroglicerina. Los estudios in vitro realizados han demostrado que aproximadamente el 97,5% de amlodipina circulante se une a las proteínas del plasma. Amlodipina no ha sido asociada con ningún efecto metabólico adverso o cambios en los lípidos plasmáticos y es adecuada para ser utilizada en pacientes con asma, diabetes mellitus y gota. Estudios hemodinámicos en un ensayo clínico controlado en pacientes con insuficiencia cardíaca clase II-III de la NYHA han mostrado que amlodipina no condujo a un deterioro clínico cuando se determinó la tolerancia al ejercicio, la fracción de eyección ventricular izquierda, la sintomatología clínica. No se han llevado a cabo estudios en pacientes con insuficiencia cardíaca clase IV. Propiedades farmacocinéticas: absorción: después de la administración oral de dosis terapéuticas, amlodipina es bien absorbida obteniéndose niveles máximos en sangre entre 6-12 horas posdosis. La biodisponibilidad absoluta ha sido de entre 64 y 80%. El volumen de distribución es aproximadamente de 21kg. La absorción de amlodipina no está afectada por la ingesta de comida. Biotransformación/eliminación: la vida media de eliminación terminal en plasma es aproximadamente de 35-50 horas y concuerda con la dosificación de una vez por día. Los niveles estables (steady state) en plasma se alcanzan después de 7-8 días de dosificación consecutiva. Amlodipina es extensamente metabolizada a metabolitos inactivos, excretándose un 10% como droga sin cambios y un 60% de metabolitos en orina.
Indicaciones
Amlodipina está indicada como droga de primera línea para el tratamiento de la hipertensión arterial y puede ser utilizada como único agente para controlar la presión arterial en la mayoría de los pacientes. Los enfermos que no han sido controlados adecuadamente con un agente antihipertensivo único pueden beneficiarse con la adición de amlodipina, la que ha sido utilizado en combinación con diuréticos tiazídicos, agentes bloqueadores beta-adrenérgicos o inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Amlodipina está indicada como tratamiento de primera línea en la isquemia miocárdica, ya sea debida a obstrucción fija (angina estable) y/o vasoespasmo/vasoconstricción (angina de Prinzmetal o variante) de la vasculatura coronaria. Amlodipina puede ser utilizada cuando el examen clínico sugiere un posible componente vasoespástico/vasoconstrictor, aun cuando no se haya confirmado vasoespasmo/vasoconstricción. Amlodipina puede ser utilizada sola, como monoterapia, o en combinación con otras drogas antianginosas en los pacientes con angina que son refractarios a los nitratos y/o dosis adecuadas de beta-bloqueantes.
Dosificación
La dosis usual inicial de amlodipina es de 5mg una vez por día (tanto para la hipertensión arterial como para la angina de pecho). La dosis puede ser incrementada a un máximo de 10mg dependiendo de la respuesta individual del paciente. En los estudios realizados no fue necesario un ajuste de la dosificación de amlodipina al administrarse concomitantemente diuréticos tiazídicos, beta-bloqueantes e inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Uso en niños: no hay experiencias disponibles del uso de amlodipina en niños.
Contraindicaciones
Amlodipina está contraindicada en los pacientes con una sensibilidad conocida a las dihidropiridinas.
Reacciones adversas
Amlodipina es bien tolerada. En los estudios clínicos controlados con placebo que involucraron pacientes con hipertensión o angina, los efectos secundarios más comúnmente observados fueron: cefaleas, edema, fatiga, somnolencia, náuseas, dolor abdominal, rubor, palpitaciones y mareos. Efectos adversos menos comúnmente informados en farmacovigilancia incluyeron: prurito, rash, disnea, astenia, calambres musculares y dispepsia, hiperplasia gingival, y raramente, eritema multiforme. Como con otros bloqueantes de los canales de calcio, han sido reportados los siguientes efectos adversos (incluyendo taquicardia ventricular y fibrilación auricular) y dolor precordial. En las pruebas de laboratorio no se ha observado ningún patrón de anormalidades clínicamente significativas relacionado con amlodipina.
Advertencias
Uso en pacientes con deterioro de la función hepática: como con todos los antagonistas de los canales de calcio, la vida media de amlodipina está prolongada en los pacientes con deterioro de la función hepática y las dosis recomendables no han sido establecidas. Esta droga debe, por lo tanto, ser administrada con cautela en estos pacientes. Uso en insuficiencia renal: amlodipina es extensamente metabolizada a metabolitos inactivos, excretándose un 10% de la droga inalterada en la orina. Los cambios de las concentraciones de amlodipina en plasma no se han correlacionado con el grado de disfunción renal. Amlodipina puede ser utilizada en pacientes con insuficiencia renal en dosis normales. Amlodipina no es dializable. Uso en ancianos: el tiempo para llegar a la concentración plasmática pico es similar en ancianos y sujetos jóvenes. El clearance de amlodipina tiende a disminuir con un consecuente incremento de la AUC y la vida media de eliminación en pacientes y ancianos. Amlodipina es igualmente bien tolerada en dosis similares en los pacientes mayores o en los más jóvenes. Por lo tanto, se recomiendan regímenes de dosificación normales para los ancianos.
Interacciones
Amlodipina ha sido administrada con seguridad con diuréticos tiazídicos, beta-bloqueantes, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, nitratos de acción prolongada, nitroglicerina sublingual, drogas antiinflamatorias no esteroides, antibióticos y drogas hipoglucemiantes orales. Estudios han indicado que la coadministración de amlodipina con digoxina no cambió los niveles séricos de digoxina o el clearance renal de digoxina en voluntarios normales, y que la coadministración de cimetidina no alteró la farmacocinética de amlodipina. Datos de estudios in vitro con plasma humano indican que amlodipina no tiene efecto sobre la unión a proteínas del grupo de drogas testeadas (digoxina, fenitoína, warfarina e indometacina). En hombres sanos voluntarios, la coadministración de amlodipina no altera significativamente el efecto de warfarina sobre el tiempo de protrombina. Embarazo y lactancia: no se ha determinado la inocuidad de amlodipina en el embarazo o la lactancia en humanos. En los estudios reproductivos llevados a cabo en animales, amlodipina no ha demostrado toxicidad, excepto una demora en el inicio del parto y prolongación del trabajo de parto en las ratas a niveles de dosis que fueron 50 veces la dosis máxima recomendada en humanos. De acuerdo con estos resultados, el uso durante el embarazo sólo se recomienda cuando no existe una alternativa más segura que ésta y cuando la enfermedad en sí conlleve un riesgo mayor para la madre y el feto. Efectos sobre la capacidad de manejo y uso de maquinarias: no aplicable.
Conservación
Conservar en su envase original a temperatura de hasta 25°C. Proteger de la humedad y de la luz. No usar este medicamento después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.
Sobredosificación
En humanos, la experiencia con sobredosis intencional es limitada. El lavado gástrico puede ser de valor en algunos casos. Los datos disponibles sugieren que una sobredosis de la droga puede provocar vasodilatación periférica excesiva con hipotensión sistémica subsiguiente marcada y probablemente prolongada. La hipotensión clínicamente significativa, debida a sobredosis de amlodipina, requiere apoyo cardiovascular activo incluyendo monitoreo frecuente de las funciones cardíacas y respiratorias, elevación de las extremidades y control del volumen de líquido circulante y de la producción de orina. Puede ser útil un vasoconstrictor para restaurar el tono vascular y la presión arterial, siempre que no existe alguna contraindicación para su uso. Gluconato de calcio intravenoso puede ser beneficioso para revertir el efecto de los bloqueantes de los canales de calcio. La diálisis probablemente no tenga ningún beneficio debido a que amlodipina posee una capacidad de unión a las proteínas plasmáticas elevada. Ante una eventual sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los siguientes Centros de toxicología: Hospital Posadas toxicología (011) 4658-7777 y 4654-6648. Hospital de Pediatría Dr. Ricardo Gutiérrez (011) 4962-6666 y 4962-2247.
Presentación
AMBENA® se presenta en forma de comprimidos recubiertos de 5mg y 10mg en envases con 30 comprimidos recubiertos (para todas sus concentraciones).

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *