ALDACTONE-D* / ALDACTONE-D* 25/20 - Sobredosificación

Los principales signos y síntomas de la sobredosis de furosemida son deshidratación, reducción del volumen sanguíneo, hipotensión, desequilibrio electrolítico, hipocaliemia y alcalosis hipoclorémica, como también la exacerbación de su acción diurética. Se ha determinado la toxicidad aguda de la furosemida en ratones, ratas y perros. En las tres especies, la LD50 oral superó los 1000 mg/kg de peso corporal, mientras que la LD50 intravenosa osciló entre 300 y 680 mg/kg. La toxicidad intragástrica aguda en ratas neonatas es 7 a 10 veces superior que la de las ratas adultas. No se conoce la concentración de furosemida en los fluidos biológicos asociada con toxicidad y muerte. El tratamiento de la sobredosis es de sostén y debe consistir en el reemplazo de la pérdida excesiva de líquido y electrólitos. Se deben determinar con frecuencia los niveles séricos de electrólitos, dióxido de carbono y la presión arterial. Se debe garantizar un drenaje adecuado en todos los pacientes con obstrucción de la salida de la vejiga urinaria (por ej.; hipertrofia prostática). La hemodiálisis no acelera la eliminación de la furosemida. Espironolactona: No existe antídoto específico, en caso de sobredosificación, los síntomas suelen ceder con la sola suspensión del medicamento. Cuando sea necesario deberá corregirse el desequilibrio electrolítico. En caso de hiperkalemia administrar diuréticos excretores de potasio, glucosa (20-50%) e insulina 0,25 a 0,5 unidades/gramo de glucosa. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología: Hospital de Pediatría R. Gutiérrez: (011) 4962-6666 / 2247. Hospital A. Posadas: (011) 4654-6648 / 4658-7777.