AEROVIAL 200/400® - Dosificación

La dosis de AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar es estrictamente individual. Cuando se comienza el tratamiento con glucocorticosteroides orales, durante los períodos con asma severa y mientras se reduce o discontinúa los glucocorticosteroides por vía bucal, la dosis debe ser: Adultos: 200-1600 mcg diarios, divididos en 2-4 administraciones diarias (casos menos severos 200 800 mcg diarios, más severos 800-1600 mcg diarios). Generalmente son suficientes dos administraciones diarias (una de mañana y otra por la noche). Una dosis diaria puede ser considerada en aquellos pacientes que requieren dosis de 200-400 mcg diarios de Budesonide (en estos casos, la dosis puede ser administrada por la mañana o por la noche). Si hay una exacerbación del asma, debe aumentarse la dosis y la frecuencia diaria. Niños de 6 o más años: 200-800 mcg diarios, divididos en 2-4 administraciones. Después que se obtiene el efecto clínico deseado, la dosis de mantenimiento debe ser disminuida gradualmente hasta la cantidad más pequeña necesaria para el control de los síntomas. Estudios clínicos en el hombre han demostrado una mayor eficacia para la misma cantidad de Budesonide liberado vía inhalador, que por medio de aerosoles presurizados. Esto se debe, por lo menos en parte, a que con el inhalador se deposita en los pulmones una mayor cantidad de droga comparado con los aerosoles presurizados. Por lo tanto, cuando se transfieren pacientes en tratamiento con glucocorticosteroides inhalados en aerosol es posible reducir la dosis cuando el paciente ha alcanzado la fase estable. En los pacientes en los cuales se desee un mayor efecto terapéutico, se recomienda aumentar la dosis de AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar debido al menor riesgo de efectos sistémicos de AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar comparado con un tratamiento combinado con glucocorticosteroides orales. Pacientes no dependientes de esteroides orales: Después de una dosis, en pocas horas se logra una mejoría de la función pulmonar. Sin embargo, cuando se usa Budesonide inhalado por vía bucal, pueden pasar varias semanas antes de obtener el efecto completo. En pacientes con excesiva secreción de moco en los bronquios, puede darse inicialmente un régimen de corticosteroide bucal adicional breve (alrededor de 2 semanas). Pacientes dependientes de esteroides orales: Cuando se comienza la transferencia de esteroides orales a AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar, el paciente debe estar en una fase relativamente estable. Se da una alta dosis de AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar combinado con el esteroide previamente usado durante aproximadamente 10 días. A continuación la dosis oral se reduce gradualmente (por ejemplo, 2.5 mg de prednisolona o su equivalente por mes) hasta el nivel más bajo posible. En muchos casos es posible sustituir completamente esteroides orales por AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar. Nota: Como la medicación de AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar es liberada a los pulmones cuando el paciente la inhala, es importante instruirlo para que inspire enérgica y profundamente a través del inhalador bucal. Cuando se prescribe AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar a niños pequeños es necesario asegurarse que puedan cumplir las instrucciones de uso. Al utilizar AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar el paciente no percibirá el sabor o la sensación de estar recibiendo medicación debido a la pequeña cantidad de droga dispensada. Se recomienda enjuagar la boca con agua después de cada uso. Técnica de Administración: Aplicar siempre AEROVIAL® Cápsulas con polvo para inhalar siguiendo con exactitud las instrucciones del médico tratante. Ante cualquier duda, consulte con su médico y/o farmacéutico. Instrucciones para la manipulación del aplicador: Seguir atentamente los puntos que se señalan a continuación con el fin de manipular el aparato y poder llevar a cabo el procedimiento de la inhalación:











7. Introducir la boquilla en la boca y rodearla con los labios y dientes e inclinar la cabeza ligeramente hacia atrás. Apretar los labios alrededor de la boquilla e inspirar una vez en forma enérgica y profunda.

8. Retener la respiración lo máximo posible sin sentir molestia, retirar el inhalador de la boca y exhalar el aire. Abrir el inhalador para verificar si la perforación fue correctamente realizada y si queda polvo en la cápsula. Si es así volver a repetir los pasos 5, 6, 7 y 8. 9. Luego del empleo, retirar la cápsula vacía, limpiar la boquilla y el compartimento de la cápsula con un paño seco o un cepillo blando limpio.