ACALIX CRONOS - Sobredosificación

Se desconocen las dosis tóxicas del diltiazem en seres humanos. Los signos y síntomas observados luego de la sobredosis de diltiazem incluyeron bradicardia, hipotensión, bloqueo cardíaco e insuficiencia cardíaca. Debido al extenso metabolismo, las concentraciones sanguíneas pueden ser muy variables y presentan un valor limitado en los casos de sobredosis. En caso de sobredosis o respuesta exagerada deben emplearse medidas de soporte adecuadas además de la descontaminación gastrointestinal (lavado gástrico, carbón activado, etc.). El diltiazem no parece eliminarse por diálisis peritoneal o hemodiálisis. Algunos datos indicarían que la plasmaféresis puede acelerar la eliminación de diltiazem. Los resultados de la administración de calcio por vía intravenosa, con el objeto de revertir los efectos de la sobredosis de diltiazem, han sido conflictivos. Sobre la base de los efectos farmacológicos conocidos del diltiazem y/o las experiencias clínicas informadas, se pueden considerar las siguientes medidas: bradicardia: administrar atropina (0,60 a 1,0mg). Si no hay respuesta al bloqueo vagal, administrar isoproterenol con precaución. Bloqueo auriculoventricular de grado elevado: tratar como se indicó anteriormente en el caso de bradicardia. El bloqueo auriculoventricular fijo de grado elevado debe ser tratado con marcapasos. Insuficiencia cardíaca: administrar agentes inotrópicos (isoproterenol, dopamina o dobutamina) y diuréticos. Hipotensión: expansión del volumen y/o administración de vasopresores (por ejemplo, dopamina o noradrenalina). El tratamiento y la posología real dependerán de la gravedad de la situación clínica y del criterio y experiencia del médico tratante. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología: Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez: (011) 4962-6666/2247, Hospital A. Posadas: (011) 4654-6648/4658-7777.